La Clínica de Trastornos del Sueño de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y la Sociedad Mexicana para la Investigación y Medicina del Sueño celebrarán este jueves 15 de marzo el Día Mundial del Sueño en el Jardín Hidalgo de la Delegación Coyoacán.

En un comunicado, informó que la jornada iniciará las 12:00 horas y que incluirá juegos, rifas y dinámicas familiares, así como la participación de especialistas que ofrecerán al público evaluaciones, asesorías y pláticas informativas sobre los tratamientos contra los problemas más comunes que impiden conciliar el sueño.

La coordinadora de Atención Clínica de ese espacio universitario, Guadalupe Terán Pérez, señaló que tres de cada 10 mexicanos padecen síntomas anómalos al dormir, lo que constituye una de las epidemias que afecta a la sociedad contemporánea asociada a casos de cáncer, diabetes, hipertensión y obesidad.

Dijo que el insomnio, seguido del ronquido, son dos de los principales malestares que reportan pacientes, además de las parasomnias –caminar, gritar, llorar o hablar–, síntomas relacionados con el ritmo circadiano y la somnolencia excesiva diurna.

El académico de la UAM, Javier Velázquez Moctezuma, dijo que en las últimas décadas la investigación científica ha revelado que la disminución de horas diarias para dormir se relaciona con un grave deterioro de las capacidades psicomotoras, velocidad de reacción, memoria de trabajo, atención y concentración.

Lo anterior deriva de una severa restricción del tiempo de sueño que coloca a los individuos en graves situaciones de riesgo, como cometer errores, involucrarse en accidentes viales o laborales, y aumentar las posibilidades de desarrollar obesidad, diabetes y síndrome metabólico.

Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2016, 28.4 por ciento de la población encuestada –equivalente a más de 20 millones de mexicanos– padece este mal, lo que ya constituye un signo de alarma para el sistema mexicano de salud, expresó.

Además 50 por ciento no puede dormir bien porque tiene trastorno de sueño y padecen insomnio o apnea, dos de los problemas más frecuentes.

“De manera que si acumulamos las cifras anteriores la cantidad de mexicanos que está experimentando una severa restricción del tiempo de sueño es realmente alarmante y constituye una grave epidemia que debemos reconocer y empezar a resolver”, expresó.