Un juez de Control de la Ciudad de México vinculó a proceso y decretó prisión preventiva a un hombre de 28 años de edad, por robo agravado calificado en pandilla en agravio de un taxista, en la colonia Lomas de San Lorenzo, de la delegación Iztapalapa.

El fiscal desconcentrado de Investigación de esa demarcación, Guillermo Luna Méndez, informó que según trabajos de gabinete realizados por la Policía de Investigación, el imputado está relacionado con una indagatoria por el delito de robo de vehículo con violencia que data de principios de este mes.

Dijo que de acuerdo con la indagatoria, a las 18:10 horas del 10 de marzo, en el cruce de las avenidas De las Torres y Tláhuac, el denunciante refirió que tres individuos, uno de ellos con muletas y una pistola, le robaron dinero en efectivo e intentaron llevarse su vehículo Nissan, tipo Tsuru, cromática rosa con blanco.

Añadió que uno de los implicados, el que estaba sentado detrás del asiento del conductor, sujetó a la víctima del cuello con el brazo, en lo que comúnmente se conoce como “llave china”, mientras el cómplice de la pierna lesionada lo amenazó con el arma de fuego y un tercero le quitó el efectivo.

Luna Méndez señaló que los inculpados bajaron al ofendido del automóvil para huir en él, sin embargo, después de avanzar tres cuadras, el vehículo se detuvo porque el ofendido activó el corta corriente a través de un control remoto, por lo que los asaltantes corrieron en diferentes direcciones.

En ese momento, el agraviado solicitó apoyo a elementos de la Policía de Investigación (PDI), a quienes proporcionó las características de los agresores, y quienes, bajo el protocolo de actuación policial, buscaron a los implicados y lograron asegurar al imputado.

Con los dictámenes de la PDI y del personal de la Coordinación General de Servicios Periciales, el representante social integró debidamente el expediente y ejerció acción penal.

En tanto, el pasado 12 de marzo, el juez de Control con sede en el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, calificó como legal la detención y fijó un mes de plazo para el cierre de la investigación complementaria.

El fiscal desconcentrado de Investigación en Iztapalapa informó que de ser encontrado penalmente responsable por el delito que se imputa, el inculpado podría alcanzar hasta 27 años de prisión.