El líder de los diputados del PAN, Marko Cortés Mendoza, aseveró que el próximo gobierno federal debe ser garante de los derechos humanos de los mexicanos en Estados Unidos ante la discriminación y persecución política que enfrentan.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados aseveró que México también debe estar preparado para incorporar a los llamados "dreamers" a la vida nacional en caso de que sean deportados.

Al participar en el foro “El voto de Mexicanos en el Exterior”, señaló que si bien hay un gran número de mexicanos que viven en el extranjero que podrán participar en los comicios de este año, hay 12 millones radicando tan solo en el país vecino y deberían ser los más interesados en participar por las condiciones que están viviendo.

El coordinador parlamentario panista aseveró que los connacionales que radican en el país vecino esperan un México fuerte que defienda su dignidad y los intereses de todos los mexicanos.