La Comandancia de la IX Región Militar destruyó mil 31 armas de fuego, que fueron puestas a disposición y aseguradas en diferentes operativos en el estado de Guerrero.

Durante la ceremonia que se realizó en las instalaciones del 56 Batallón de Infantería, el comandante de la IX Región Militar, Germán Javier Jiménez Mendoza, acompañado de autoridades estatales y muncipales, informó que también se destruyeron 42 granadas, ocho cargadores y mil 907 cartuchos que fueron entregados por parte de la población a través del Programa de Canje de Armas.

Ante alumnos de escuelas de educación básica, el general Jiménez Mendoza inició el proceso destrucción y aprovechamiento lícito de las armas de fuego decomisadas, las cuales fueron cortadas y posteriormente las partes metálicas se enterraron en cemento.

Asimismo, dio a conocer que aún hay más armas decomisadas, pero las autoridades judiciales no las han puesto a disposición de la Secretaría de la Defensa Nacional para ser destruidas.

A su vez, el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, dijo que este programa de destrucción de armamento que permite que se eliminen los riesgos que pueden constituir el portar o tener un arma en casa.

A su vez, el comandante de la 27 Zona Militar, Eufemio Ibarra Flores, dijo que una de las prioridades del gobierno es el que los mexicanos vivan en paz, en un entorno de tranquilidad, por ello, la implementación de políticas públicas destinadas a prevenir y disminuir los factores de riesgo, a través de programas de este tipo.

Dio a conocer que se destruyeron 373 armas cortas y 658 largas; de los cuales 18 armas cortas, tres largas, 42 granadas, once cargadores y mil 907 cartuchos fueron entregados por parte de la población a través del Programa de Canje de Armas.