La Unión Europea planea aprovechar el Consejo de Colaboración Bilateral que celebrará con Cuba a mediados de mayo próximo para presionar por más mejoras en la situación de los derechos humanos en la isla, afirmó hoy la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini.

La reunión será la primera en el marco del acuerdo de diálogo político y cooperación firmado entre Bruselas y La Habana el 12 de diciembre pasado, marcando el fin de la política unilateral y restrictiva europea con relación a la isla, que desde 1996 condicionaba sus relaciones a avances democráticos.

Mogherini consideró que el nuevo foro le dará la oportunidad de “insistir en el diálogo reforzado por los derechos humanos, un asunto que sigue preocupando a la UE”, según explicó al Parlamento Europeo (PE) en Estrasburgo (Francia).

La diplomática también confía en poder lanzar “nuevos ámbitos de cooperación claves” con Cuba, como la energía renovable, la agricultura sostenible y la cultura.

Ante las “diferencias” que persisten entre las autoridades cubanas y europeas, Mogherini defiende la importancia de “seguir aprovechando la oportunidad del diálogo”.