Autoridades mexicanas dispusieron un operativo de seguridad del lado mexicano ante la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a Otay Mesa, en el área donde han sido colocados los prototipos del muro fronterizo.

Desde varias horas antes de la visita anunciada para el mediodía de este martes en Otay Mesa, y ante la imposibilidad de tener acceso aun para periodistas, manifestantes y representantes de los medios de información montaron su cobertura desde México.

Decenas de representantes de medios informativos llevan a cabo su trabajo, a pesar de que del lado estadunidense instalaron contenedores de tráileres para impedir la visibilidad.

Del lado mexicano, elementos de la Policía Federal despliegan el operativo con dos filtros de revisión y dieron paso a un grupo de manifestantes que colocó mantas en el muro metálico.

Del lado estadunidense se puede apreciar a elementos de seguridad, en tanto que un helicóptero sobrevuela en un operativo de vigilancia.