La tormenta magnética que se tiene prevista para este 14 y 15 marzo no se relaciona con la tormenta solar, pues aunque son fenómenos que dependen del sol no se relacionan entre sí, aclaró el responsable del Laboratorio Nacional de Clima Espacial (Lance), Américo González Esparza.

En conferencia de prensa desde el Instituto de Geofísica, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que la tormenta solar es una explosión en el sol, mientras que la tormenta magnética es un fenómeno que ocurre en la Tierra donde se percibe una perturbación en el campo magnético.

Detalló que las tormentas solares son explosiones en la atmósfera del sol que liberan grandes cantidades de energía y que pueden llegar a provocar grandes daños a las telecomunicaciones e incluso apagones.

Mientras que las tormentas magnéticas o geomagnéticas son casi imperceptibles, además sí se pueden predecir a diferencia de las primeras.

Explicó que las tormentas magnéticas como la que ocurrirá este 14 y 15 de marzo, se producen a partir de hoyos coronales en la superficie del sol, donde emergen partículas conocidas como viento solar y que al girar el Sol sobre su propio eje, arrojan las partículas a la Tierra casi cada 27 días.

“Son eventos bastante comunes, son eventos que ocurren alrededor de 300 cada 11 años, cada ciclo solar hay alrededor de 300 de estos eventos”, expuso.

González Esparza enfatizó que aunque los efectos del fenómeno que ocurrirá mañana será casi imperceptibles, y aún menor en México, se mantendrá un monitoreo constante a través del Lance, perteneciente al Servicio de Clima Espacial México (SCiESMEX) y de la UNAM.

“El Lance es una colaboración con la Universidad Autónoma de Nuevo León y el financiamiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología para generar una red de instrumentos que abarque todo el país y que podamos monitorear aspectos fundamentales para la seguridad nacional”.

Añadió que el Lance trabaja con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), en un manual de gestión de riesgo de desastres de clima espacial.

“Estamos elaborando un protocolo para que forme parte del sistema de Protección Civil y de la misma manera que existen protocolos para reaccionar ante huracanes, sismos, tengamos también elementos para reaccionar ante un evento de clima espacial”, comentó.

Por último, solicitó evitar la propagación de noticias falsas que se difunden en redes sociales, sobre catástrofes o grandes afectaciones por tormentas solares o eléctricas, pues recalcó que no afectan de manera directa a los seres humanos, sino a las telecomunicaciones.