El secretario de Estado, Rex Tillerson, se despidió hoy como jefe de la diplomacia a partir del 31 de marzo y defendió la importancia de la diplomacia y de que Estados Unidos tenga el apoyo de países aliados y socios.

Con la voz entrecortada, durante un emocional mensaje en la sala de prensa del Departamento de Estado, el expresidente del gigante petrolero Exxon Mobil anunció que se encargará de tener una “transición fluida” para su sucesor, Mike Pompeo, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

“Lo que es más importante es asegurar una transición ordenada en momentos en que el país continuó enfrentando retos significativos políticos y de seguridad nacional”, dijo visiblemente emocionado.

Tillerson, considerado uno de los globalistas dentro del equipo de Trump y quien protagonizó sucesivos diferendos públicos con el presidente, hizo un breve repaso de sus logros en política exterior durante sus 14 meses en el cargo.

Destacó la existencia de “progresos” en la situación en Siria, como los ceses al fuego que –dijo- han salvado miles de vidas, aunque reconoció que hay más trabajo por hacer para lograr la paz.

Asimismo destacó la importancia de continuar las acciones para lograr la estabilidad en Irak y en continuar con la campaña global contra el Estado islámico (ISIS).

“Sin embargo nada es posible sin aliados y socios”, dijo a los reporteros, aunque declinó responder preguntas de la prensa.

Tillerson señaló entre los retos la relación bilateral con China para los siguientes 50 años a fin de asegurar prosperidad para ambos pueblos y las acciones para responder al “comportamiento problemático” de Rusia.

“Si continúan en su actual trayectoria es probable que los conduzca a un mayor aislamiento, una situación que no está en el interés de nadie”, indicó.

Antes de la despedida de Tillerson, la Casa Blanca despidió a uno de sus principales colaboradores, Steve Goldstein, quien había emitido una declaración en la que afirmó que Tilleron no había hablado con el presidente Donald Trump y que no sabía del despido.