Con la firma del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés), México se consolida como un gran destino de inversión, vinculado con los mercados más importantes, y eso es un legado en materia comercial del presidente Enrique Peña Nieto, afirmó el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez Hernández.

“Este instrumento profundizará el intercambio comercial con sectores tan importantes para el crecimiento económico como lo son el agroindustrial, automotriz, industria eléctrica, farmacéutica, textil, entre muchos otras”, detalló en conferencia de prensa.

Acompañado por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, Sánchez Hernández subrayó que se trata de una herramienta que permitirá diversificar métodos y acompañar las reformas estructurales emprendidas para detonar el crecimiento sostenido de la economía mexicana.

Con ello, abundó, se crea la zona de libre comercio más amplia del planeta, el tercer bloque comercial más importante del mundo con la participación de Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Malasia, Japón, Nueva Zelandia, Perú, Singapur, Vietnam y México, y se crea un mercado de 500 millones de consumidores.

Dijo que luego de la firma de este tratado, corresponde avanzar en el proceso legislativo para la pronta entrada en vigor y para lo cual el presiente Peña Nieto someterá a consideración del Senado de la República los textos del acuerdo para su análisis y eventual aprobación.

“Este acuerdo confirma la confianza en nuestro país para seguir atrayendo inversiones que generen empleos bien pagados para las familias mexicanas”, sostuvo Sánchez Hernández.

Dijo que las economías de estas naciones representan 13.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo, una ventana de oportunidad sin precedentes para todos los países que firman este acuerdo.

Recordó que en 2015, México ya era uno de los países con mayor libre comercio del mundo, con 12 tratados que abarcaban a 46 países; ahora gracias a este nuevo acuerdo, apuntó, México podrá comercializar libremente con 52 naciones en beneficios de los consumidores y las empresas mexicanas que tendrán más oportunidades para exportar sus productos.

El vocero del gobierno federal mencionó que durante el sexenio, el país ha abierto nuevos espacios de diálogo con el mundo, mediante visitas de alto nivel a los 20 países del G20, una histórica gira a las naciones del Golfo Pérsico y apertura de embajadas en cinco naciones más que al inicio de la administración.

“También son cinco país que han abierto embajadas en nuestro país durante este periodo; esta apertura de México hacia le mundo tiene dos objetivos muy claros: el primero ha sido influir en la consolidación de las grandes metas de la humanidad y el segundo, conquistar nuevos mercados y consolidar nuestra posición en aquellos donde tenemos presencia desde hace tiempo, como son los mercados de América del Norte y Europa”, apuntó.

Comentó que desde el inicio del sexenio, la Secretaría de Economía (SE) ha desarrollado una amplia agenda para modernizar y diversificar la red de tratados y acuerdos comerciales, pues "la instrucción del presidente ha sido ampliar la presencia de México hacia nuevos mercados".

Comentó que al inicio de esta administración, hacia la región Asia-Pacífico, una de las zonas económicas más dinámicas del mundo, México solo tenía suscrito un  tratado comercial con Japón.

En la actual administración, finalizó el vocero de la Presidencia, la apertura comercial, así como el correcto manejo de las políticas monetaria y económica, han hecho posible atraer más de 171 mil millones de dólares de inversión extranjera directa, 50 por ciento más que en el mismo periodo del sexenio anterior.