Personal especializado del Sector Ductos de Petróleos Mexicanos, en coordinación con Protección Civil municipal, atiende un derrame, ocasionado por una toma clandestina en este municipio de Jalisco.

En un comunicado, Pemex expuso que activó el plan interno de respuesta a emergencias, para iniciar el procedimiento de control de fuga, que se suscitó en el poliducto Salamanca-Guadalajara.

Al lugar acudió también personal militar, como apoyo en las maniobras de contención y para salvaguardar la integridad de la población.

Pemex presentará la denuncia ante el Ministerio Público, para que se efectúen las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades.

A fin de recibir denuncias anónimas de estos ilícitos, que no sólo atentan contra el medio ambiente, sino que también ponen en peligro a las comunidades, Petróleos Mexicanos ha puesto a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 01-800-228-96- 60.