El Sistema Nacional de Protección Civil dio a conocer que una de las zonas sísmicas más activas en México se ubica a lo largo de los litorales del Pacífico, desde Jalisco hasta Chiapas.

Ante ello, destacó que el gobierno federal cuenta con planes preventivos y protocolos de respuesta y subrayó que estar preparados y saber actuar ante sismos es responsabilidad de todos.

Señaló que la buena calidad de las construcciones es la mejor forma para reducir el riesgo por estos fenómenos y recomendó respetar los reglamentos de edificación, ya que reducen la probabilidad de víctimas y daños y delimitan responsabilidades.

En una infografía en su cuenta de Twitter @PcSegob, detalló que en la costa de Guerrero se ha identificado una brecha sísmica, desde Acapulco hasta Zihuatanejo, en la que no han ocurrido grandes sismos en varias décadas.

Recordó que entre 1845 y 1911, en esta zona ocurrieron seis sismos de gran magnitud que generaron daños importantes, por lo que existe suficiente potencial para que se produzcan más.