Autoridades y empresarios de Arizona y Sonora llevan a cabo diversos proyectos e inversiones en ambos lados de la frontera que detonan el desarrollo económico de la región en beneficio de sus habitantes, dio a conocer el secretario de Economía estatal, Jorge Vidal Ahumada

La buena relación entre ambas entidades en diversos ámbitos, data de 1959, cuando los entonces gobernadores de Sonora, Álvaro Obregón Tapia, y de Arizona, Paul Fannin, crearon las comisiones Sonora-Arizona y Arizona-México.

Los mandatarios encomendaron a los sectores, estimular las relaciones y el desarrollo global de ambos estados bajo el lema “Si Dios nos hizo vecinos, seamos buenos vecinos” y la relación ha sido apoyada por las y los gobernadores de ambos estados.

En declaraciones a medios, agregó que en las dos reuniones por año que realizan las mencionadas comisiones se analizan diversos temas de interés como migración, transporte y seguridad, entre otros.

Asimismo, dijo, la actual administración estatal de Sonora, de manera adicional, se ha enfocado, además, a resaltar la parte económica de la región, “ha sido muy importante, afortunadamente con muy buenos resultados”.

Señaló que el proyecto más destacado en la región es la inversión de 700 millones de dólares de la empresa automotriz Lucid Motors en la construcción y operación, en Casa Grande, Arizona, de una planta para fabricar automóviles eléctricos.

Señaló que el proyecto, que de acuerdo con la compañía automotriz creará dos mil nuevos empleos para el año 2022 y pretende construir de 20 mil a 130 mil unidades por año, está en marcha.

En noviembre de 2016, los gobernadores de Arizona, Doug Ducey, y de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, anunciaron en la capital del vecino estado la inversión de Lucid Motor, junto con representantes de la firma automotriz.

Algunas partes que se utilizarán en la fabricación de los autos eléctricos se manufacturarán en Sonora, donde operan unas 60 empresas que pueden proveer insumos a la armadora de autos eléctricos de lujo, con sede en Menlo Park, California.

Vidal Ahumada reiteró que el proyecto de esa planta sigue y anotó que “la planta ensambladora se logró gracias a la oferta que hizo Sonora en cuanto a la proveeduría de alto nivel, como es el caso de carrocería, metal mecánica y pintura, entre otras”.

Otro proyecto, refirió el funcionario estatal, es el que se denominará “Puerta México”, a través del cual se llevará energía eléctrica de Tucson a la fronteriza ciudad de Nogales, Arizona, para transportar 140 megawatts de energía.

Por su parte, abundó, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) invertirá 140 millones de pesos en Nogales, Sonora, para generar 100 megas de electricidad y con eso conformar el puente energético más importante entre Sonora y Arizona.

Señaló que ese proyecto permitirá responder a una emergencia en caso de presentarse una falla en el suministro de energía en la región.

El funcionario indicó que otro resultado tangible en la región Sonora-Arizona es el programa denominado Smart Cities para acelerar el tránsito de personas, productos y transporte entre la frontera a través de sistemas tecnificados y evitar el exceso de revisiones.

El titular de la Secretaría de Economía en Sonora mencionó que en el vecino estado de Arizona se anunció hace unos días la inversión de mil millones de dólares para una fábrica de tracto camiones de última generación.

Refirió que su homóloga de la vecina entidad, Sandra Watson, le hizo saber el nuevo proyecto, el cual –dijo- será una oportunidad para Sonora a fin de ofrecer mano de obra de alto nivel o bien servicios de proveeduría.

Por otra parte, comentó que en Tempe, Arizona, a un costado de Phoenix capital del estado, inversionistas mexicanos compraron un aeropuerto para concertar la mercancía que se exportará hacia México.

En el caso de Sonora, anotó, se está buscando una inversión espejo para instalar en Hermosillo una terminal aérea similar a la que está en proceso de operación en el vecino estado.

“La relación de Sonora y Arizona va más allá de la amistad y empatía que existe entre los equipos y gobernadores, está trayendo resultados económicos de carácter firme y seguramente vendrán más”, destacó.

Asimismo, dijo, también se promueve la infraestructura que ofrece el puerto de Guaymas y de las instalaciones aduanales en la frontera de San Luis Río Colorado como atractivos adicionales para las inversiones en la región se Sonora-Arizona.

Las autoridades de gobierno de ambos estados, abundó, se reúnen cuatro o cinco veces por año para buscar nichos de oportunidad de manera conjunta.

Vidal Ahumada destacó el dinamismo económico que se registra en la región, donde existen coincidencias y oportunidades de desarrollo conjuntas en sectores como automotriz, aeroespacial, minero, agroindustria, dispositivos médicos y energías renovables, entre otros.

De acuerdo con información de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Arizona y Sonora comparten 600 kilómetros de frontera y cuenta con diez cruces fronterizos.

Arizona es el socio más importante de México en Estados Unidos, después de Texas, California y Michiagan. En 2015 el comercio total entre el vecino estado y el país fue de más de 16 mil millones de dólares.

En ese mismo año, 780 mil camiones de carga, 17.6 millones de automóviles y más de 13 millones de personas cruzaron de manera legal y ordenada la frontera entre Sonora y Arizona, estado del vecino país donde residen 1.8 millones de mexicanos.