La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) destacó la necesidad de que el gobierno mexicano cuente con un presupuesto público para que en caso de eventuales ajustes o reducciones, se puedan cubrir las necesidades de grupos y sectores prioritarios.

En el marco de la sustentación del Informe de México ante el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas (Comité DESC), el ombudsman nacional presentó una serie de propuestas para que sean consideradas por esa instancia internacional.

Destacó la importancia de que el Estado mexicano ratifique el Protocolo Facultativo al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales como instancia de garantía internacional de los mismos.

Además, indicó el organismo en un comunicado, que cumpla con su deber de continuar con la labor de armonización normativa en los órdenes federal y estatal, para el cabal cumplimiento de los estándares del DESC.

Tras 12 años de que el Comité no evaluara al Estado mexicano y luego de posponer esa revisión por el sismo del 19 de septiembre pasado, la CNDH expuso que a las personas trabajadoras jornaleras agrícolas y sus familias se les debe garantizar la protección a la salud, condiciones de trabajo dignas, seguridad social y educación, entre otros derechos básicos.