El director teatral José Manuel López Velarde, creador de la obra “El último teatro del mundo”, cuyas canciones están disponibles en plataformas digitales, dijo que trabajar en un musical es muy complicado, pero satisfactorio.

En entrevista con Notimex subrayó que hacer este tipo de teatro es difícil, además de caro, en el que se necesita de un equipo muy grande para que todo quede perfecto.

“Precisamente en un musical se necesita de músicos, actores, microfonía, coreografías, suele ser un género difícil de hacer”, declaró López Velarde, quien indicó que en el citado montaje, que ya concluyó temporada, los histriones hacían su propia música y cantaban.

Comentó que en la actualidad hay mucha oferta de obras de teatro y subrayó que la capital mexicana es una de las ciudades que más puestas en escena ofrece al público.

Recalcó que siempre existen retos, como el hacer que el público asista a las salas, que se interesen por las diferentes cosas que existen, “hay una obra para cada persona”.

De igual manera señaló que hay mucha competencia en el entretenimiento y de pronto el teatro “requiere que la gente vaya, no nada más es el apretar un botón, es una expresión diferente; nunca será igual ver algo en vivo, que en alguna pantalla”.

Asimismo, platicó que después de hacer cuatro temporadas del citado montaje en el Centro Cultural del Bosque, en el Helénico y la Teatrería, ahora trabajará en una nueva obra, la adaptación teatral del libro “1984”, de George Orwell, que muy probable salga a fines de año.