El Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE) ha aportado procesos y modelos educativos para la certificación laboral con reconocimiento oficial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en línea.

En entrevista, con Notimex Patricia Cabrera Muñoz, jefa de la Unidad de Proyectos Educativos del este organismo internacional, que tiene 60 años de existir, indicó que lo anterior es parte de la fortaleza y expertis de este instituto: el manejo de las tecnologías de la información.

Agregó que el ILCE, con representación en 14 países, con sede en México, también hace certificaciones y modelos educativos para apoyar en otras áreas que son del sector laboral, como es el de servicios y comercio, de manera presencial, para lo cual forma los estándares y evaluadores de los saberes que certifican.

Desde 2012, el ILCE se contactó con la Comisión Nacional de Competencias Laborales (CONOCER), de la SEP, para ser gestor de estas certificaciones laborales, y desde el año pasado desarrolló e instrumentó modelos educativos y procesos para realizarlas por línea.

El objetivo es tener una alternativa innovadora para que la gente valide sus saberes que han desarrollado a lo largo de su vida, y además da la opción de que sean cada vez más personas, y llegar a lugares más lejanos, sin necesidad de hacerlo en forma presencial.

“Certificar es reconocer lo que la gente sabe hacer con una formalización de sus saberes, y tener un certificado con reconocimiento oficial de la SEP, es la pauta para arrancar un camino curricular. De esta manera se pueden generar especialidades, licenciaturas y hasta posgrados, por eso fue natural que el ILCE se acercara a la certificación de personas”, resaltó.

Por ejemplo, se desarrolló el estándar en tutoría de cursos y diplomados en línea, que es un perfil emergente en la docencia, hoy la tecnología y la misma economía nos ha llevado a tener estas otras funciones, que no es la enseñanza presencial.

“Teníamos que formalizar estas funciones y había que formalizar ese perfil de estas metodologías para certificar a los maestros que dan esas tutorías”, indicó.

Añadió que están en un convenio con la Universidad de TV a Distancia, con el propósito de certificar a los docentes de esa universidad, ya se hizo ese primer estándar y la intención es integrar a otras instituciones para sacar una nueva versión de estándares.

Otro estándar que se hizo tiene que ver con el uso educativo de dispositivos móviles, con el fin de que los jóvenes usen esta herramienta de manera útil y en su beneficio, es decir, aprovechar la potencialidad de esas tecnologías, para buscar esquemas que permitan mejores aprendizajes.

“Lo más importantes es ver cómo el maestro puede tener estrategias para aprovechar los dispositivos móviles que se han convertido en una extensión de la mano y de los ojos de quienes los usan".

“Estos perfiles de los jóvenes nos están definiendo futuras profesiones y tenemos que estar listos para que sean, no solo productivas, sino satisfactorias, porque es terrible formar gente y que no encuentren trabajo”, indicó.

Expuso que también se ofrece la certificación no solo a los docentes o personal del sector educativo, sino a la ciudadanía en general, para lo cual nos hemos acercado a diferentes instituciones para formalizar sus saberes.

Por ejemplo, se desarrolló el estándar en tutoría de cursos y diplomados en línea, que es un perfil emergente en la docencia, actualmente la tecnología y la economía nos ha llevado a tener estas otras funciones, que no es la enseñanza presencial.

“Teníamos que formalizar estas funciones y había que formalizar ese perfil de estas metodologías para certificar a los maestros que dan esas tutorías".

Informó que también se tiene un convenio con la Universidad de TV a Distancia, para certificar a los docentes de esa universidad, por lo cual ya se hizo ese primer estándar y la intención es integrar a otras instituciones para sacar una nueva versión.

También se tiene un convenio con la Prepa en Línea, con el fin de que los jóvenes que estudian este nivel de media superior y saben manejar procesador de Word, se certifiquen en esta materia, con lo cual, además de terminar su bachillerato, puedan tener el aval para trabajar como capturistas o procesadores de computación.

Otro estándar que se hizo tiene que ver con el uso educativo de dispositivos móviles, con el fin de que los jóvenes usen esta herramienta de manera útil y en su beneficio, es decir, aprovechar la potencialidad de esas tecnologías, para buscar esquemas que permitan mejores aprendizajes.

“Lo más importantes es ver cómo el maestro puede tener estrategias para aprovechar los dispositivos móviles que se han convertido en una extensión de la mano y de los ojos de los jóvenes que los usan.

“Estos perfiles de los jóvenes nos están definiendo futuras profesiones y tenemos que estar listos para que sean, no solo productivas, sino satisfactorias, porque es terrible formar gente y que no encuentren trabajo”, indicó.

Expuso que también se ofrece la certificación no solo a los docentes o personal del sector educativo, sino a la ciudadanía en general, para lo cual nos hemos acercado a diferentes instituciones para formalizar sus saberes.

Puntualizó que las personas son las que hacen las transformaciones en las instituciones, y entre más calidad se le dé a su trabajo se sostiene a las instituciones en la misión que tienen.

Informó que el ILCE tiene 19 estándares para la certificación entre los que destacan los que certifican en el sector educativo que son los tutoría en línea; en el sector de medios de comunicación, de los que más demanda tienen, son el de guionismo para radio y televisión, y en el sector productivo están electricidad.

En la parte social, destacan cuidado de niños y niñas, cuidado al adulto mayor, corte de cabello, y preparación de alimentos, más que el de bebidas, oficio en el que también se certifica, incluso con especialidades.

El ILCE ha certificado en el sector educativo a 10 mil personas, con el estándar de elaboración de proyectos educativos con tecnología.

“Con ese se certificaron a maestros de seis estados, para que los maestros diseñen planeaciones con el uso de tecnologías, para incorporarlos a el aula”, explicó.

En Prepa en Línea hemos capacitado a más de 2 mil alumnos, en procesadores de texto, y en este año se tiene la meta de 10 mil.

Resaltó que México cuenta con un esquema importante a través de la SEP que es el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER), que es el organismo federal que formaliza los saberes de las personas que todos los días trabajamos en distintas funciones, y no precisamente tiene que ver con el sistema escolarizado.

“Recuperar la autoestima, el reconocimiento de funciones como un carpintero, un eléctrico, o como un plomero, quien corta el pelo, quien hace guiones de televisión, quien hace de locutor, que finalmente llegan a esas funciones por una cantidad de razones y que en su camino no hubo la formalización de esa tarea, pero que lo hacen muy bien, que le da calidad a su trabajo”.

Es por ello que el ILCE en el 2012 se acercó a CONOCER con el fin de busca ser una entidad de evaluación y certificación, para poder funcionar al tomar los estándares de competencia que publican y podíamos aplicarlos en el público en general.

“Hoy el CONOCER tiene más de mil estándares, de los cuales están publicados 970, pero tuvimos una reunión recientemente y nos informaron que llegaron a los mil 25, que están divididos en sectores de producción como educación, comercio, construcción, textiles y que están asociados a toda la parte de desarrollo económico del país”.

Finalmente, explicó que para poder certificarlos, el CONOCER integra a expertos que hacen esa función, conducidos por un metodólogo para formalizar los saberes, y se identifica cuáles son los elementos base, cuáles son los conocimientos, habilidades y los desempeños que validan esa función.