La campaña para la presidencia de Colombia para el 2018-2022 arranca con fuerza después de los resultados de las elecciones legislativas, mostró las fortalezas y debilidades de los diferentes partidos y movimientos políticos con sus respectivos candidatos.

El nuevo mapa político colombiano tras los resultados electorales de este domingo, cuando quedó conformado el Senado y la Cámara baja, muestra que los dos candidatos de la derecha empiezan la campaña por la presidencia con un importante caudal electoral.

El candidato del derechista partido Centro Democrático, Iván Duque, es el único que podría tener garantizado el triunfo en una primera vuelta el 27 de mayo próximo y disputar con su competidor en junio en las elecciones que definirá el nuevo inquilino de la Casa de Nariño.

Duque, quien ganó la candidatura en la consulta de este domingo junto a las elecciones para el Congreso, con más de cuatro millones de votos, y con su partido Centro Democrático, logró dos millones 513 mil votos para garantizar 19 curules en la Cámara Alta, con lo que es el gran favorito para ganar la elección del 27 de mayo.

La segunda fuerza política en el Congreso, fue Cambio Radical, una agrupación de tendencia de derecha, que tiene como candidato al ex vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien aparecía en un cuarto lugar en las encuestas previas a las elecciones legislativas.

Pero esta colectividad, que tiene una fuerte representación burocrática en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, sorprendió y mostró su fortaleza en las regiones en donde logró sacar dos millones 155 votos para garantizar 16 curules en el Senado.

Con este caudal de votos que claramente hacen parte de la estructura partidista, el candidato Vargas Lleras, empieza a jugar para la segunda vuelta electoral, siempre y cuando logre armar una alianza con sectores del partido Conservador, el oficialista de la Unidad Nacional (La U), que no tiene candidatos propios para la contienda electoral.

El partido Conservador es la tercer fuerza política con 15 senadores que representan un millón 827 mil votos, y el partido oficialista de la Unidad Nacional obtuvo 14 senadores con más de un millón 853 mil votos.

Estas dos colectividades serán claves para las alianzas que puedan lograr los candidatos de la derecha para afianzar sus posibilidades de llegar a la presidencia de Colombia en la primera o en la segunda vuelta electoral de junio.

Por el lado de los partidos independientes y de centro, aparece en el espectro político el Partido Liberal, como cuarta fuerza política en el Congreso con 14 senadores y un millón 900 mil votos, una cifra importante para su candidato presidencial Humberto de la Calle, exjefe negociador del Acuerdo de Paz con las FARC.

En esta misma franja está bien posicionada en el Congreso la alianza entre el partido Verde y el izquierdista Centro Democrático Alternativo (PDA), que entre los dos movimientos alcanzaron 15 curules, lo que les representa más de dos millones de votos.

Esta coalición que está en el centro del espectro político y con su candidato presidencial el exalcalde de Medellín, Sergio Fajardo, está apostando por captar la franja del voto de opinión que históricamente en las elecciones presidenciales de Colombia han jugado un papel decisivo.

Con las banderas de anticorrupción y la no polarización entre extrema derecha y extrema izquierda, la alianza política de Fajardo buscará sumar votos para llegar entre los dos candidatos ganadores de la elección del 27 de mayo.

La izquierda, por su parte tiene definido a su candidato presidencial con el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro, un exinsurgente del desmovilizado grupo M19, que obtuvo una importante votación este domingo en la consulta partidista, venciendo por amplia mayoría a su contendiente Carlos Caicedo.

Petro obtuvo dos millones 829 mil votos contra 512 mil votos para un total de tres millones 341 mil votos, que lo ponen con grandes posibilidades de llegar a una segunda vuelta presidencial en junio.

Pero Petro no logró que su lista de la Decencia al Congreso, se viera reflejada en la gran votación de la consulta y solo alcanzó cuatro senadores que suman como estructura política 523 mil votos, lo que lo obliga a hacer un gran esfuerzo de alianzas para disputar un cupo en las presidenciales del 27 de mayo.

El potencial electoral en Colombia es de 36.4 millones de electores y este domingo votaron 17 millones 818 mil colombianos, una cifra que podría subir a unos 20 millones, quizá un poco más, si se tiene en cuenta el aumento en el flujo de votantes de este domingo.

Para que un candidato presidencial pueda ganar las elecciones en primera vuelta tiene que garantizar el 50 por ciento más uno del total de votos emitidos, y de acuerdo con las cifras de este domingo, ninguno tiene esa posibilidad garantizada.

La derecha se va a la primera vuelta con dos candidatos Duque y Vargas Lleras, la izquierda con Petro, y el centro tiene dos aspirantes que son Fajardo y De la Calle, quienes podrían llegar a un acuerdo político en los próximos días.

El nuevo presidente de Colombia saldrá de una mezcla de fortalezas en sus estructuras políticas y de sus propuestas que logren atraer al más alto número de la franja del voto de opinión, de quienes votaron en blanco este domingo y de los indecisos, que es una cifra importante a tener en cuenta.