Debatir no significa llamar al voto, sino fijar posición sobre temas críticos o de política pública y que la gente vea “cuáles son tus conocimientos de determinados temas y materias”, señaló Javier Lozano Alarcón, coordinador de voceros del candidato presidencial, José Antonio Meade.

En entrevista con Leonardo Curzio en Grupo Fórmula, lamentó que el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, se niegue a debatir, aunque consideró que teme a que se descubra que sus propuestas carecen de argumentos sólidos.

Según el expanista, se trata de la perspectiva de alguien cuyas propuestas están huecas y no tienen un sustento ni un rigor técnico y que fácilmente podrían ser desbaratadas por una persona como José Antonio Meade.

Respecto a Ricardo Anaya, aspirante de la coalición Por México al Frente, Lozano Alarcón opinó que debería estar más preocupado por su situación personal ante las acusaciones de lavado de dinero en su contra, “por tratar de salvar su propia candidatura en el Frente” que por debatir con López Obrador.

Al referirse a la reunión entre la secretaria general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Claudia Ruiz Massieu, y el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, detalló que el objetivo fue presentar documentación que a su decir demuestra que no hay ninguna persecución contra Anaya Cortés, pues existen elementos que a su parecer incriminan al panista en actividades ilícitas.

Insistió en que la Procuraduría General de la República (PGR) debe investigar a fondo el caso,  pues todos los días hay nuevos hallazgos de lo que a su parecer es lavado de dinero.