El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que el sistema electoral colombiano está hecho para el fraude, al criticar los comicios legislativos de la víspera en el país vecino, y lo calificó como medieval y sin garantías.

“Colombia necesita un sistema electoral como el venezolano, con garantías, seguridad, tecnología, donde no se puede votar doble, el voto es secreto. Se vota con seguridad y la máquina saca un papelito y confirma que es el voto que se emitió. Hay miembros de mesas, testigos, se hacen auditorías", afirmó.

Agregó que las elecciones legislativas colombianas del domingo estuvieron plagadas de denuncias de fraude, y agregó que el presidente Juan Manuel Santos "habla de garantías electorales, y uno ve el sistema electoral de Colombia, da vergüenza".

"El grito generalizado ayer en Colombia fue fraude. Todos los candidatos de derecha, de izquierda, todos gritaron fraude. Es una cosa increíble, con 70 por ciento de abstención. Se acabaron las papeletas y mandaron a sacar unas papeletas de unos tarantines", dijo Maduro.

El gobierno venezolano ha sido objeto de críticas del presidente colombiano, quien descalificó las elecciones del año pasado para la Asamblea Constituyente y que considera que los comicios presidenciales de mayo próximo carecen de validez por falta de garantías.

Maduro calificó como irregular que las votaciones sean organizadas por la entidad encargada del registro civil, mientras que en Venezuela existe un poder electoral representado en el Consejo Nacional Electoral (CNE).

"¿Se imaginan que en Venezuela las elecciones las organizara un registro? Venezuela está en el siglo XXI y Colombia está en el siglo XIV, allá en el medievo, porque a la oligarquía le conviene un sistema electoral para hacer trampa", recalcó.

"Por eso tenemos que valorar el sistema electoral que tenemos. Tenemos que prepararnos para el 20 de mayo, tener récord de participación con garantías y el mejor sistema electoral del mundo", dijo.

Maduro buscará una reelección en los comicios de mayo próximo, los cuales serán boicoteados por la oposición, que los considera un proceso fraudulento.