Este martes, Comisiones Unidas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) votarán un dictamen para regresar al Gobierno de la Ciudad de México la propuesta que promovió para integrar el Plan General de Desarrollo Urbano.

La presidenta de la Comisión de Vivienda de la ALDF, Dunia Ludlow Deloya, comentó que ahora está en la cancha del gobierno capitalino si el Programa General de Desarrollo Urbano se queda en letra muerta o envía otra propuesta para que sea analizada por ese órgano legislativo.

La legisladora priista expuso que mañana se votará en comisiones unidas regresar con observaciones la propuesta del gobierno capitalino. “Observaciones –dijo—que hicieron las propias organizaciones civiles, particularmente de pueblos y barrios que se sentían afectados con la propuesta del gobierno de la ciudad”.

Mencionó que asambleístas de diversas bancadas coincidieron en que no se podría avanzar en esa materia, en tanto no se tuviera en paralelo un Programa de Ordenamiento Ecológico.

“El programa General de Desarrollo Urbano va a quedar en el limbo, es la medida que el Gobierno de la Ciudad de México, particularmente la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), no tenga la voluntad de sacar adelante este Programa”, indicó.

Según la asambleísta, el problema es que seguimos amarrados a un programa de desarrollo urbano totalmente rebasado, que data desde antes de 2011.

Por separado y mediante una misiva entregada a la Comisión de Gobierno de la ALDF de la Unión de Colonos de San Ángel, San Ángel Inn y Tlacopac, las más de 30 organizaciones exigieron sea rechazada y desechada la iniciativa enviada por el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, por ser violatoria al derecho humano a la legalidad.

Arturo Balandrano Campos, coordinador nacional, manifestó su preocupación luego de que la dependencia capitalina a cargo de Felipe de Jesús Gutiérrez Gutiérrez se reservara toda la información del Plan General de Desarrollo Urbano y que incluye su elaboración, contenido y la Consulta Pública.

A través de una carta, Balandrano Campos aclaró que seguirá pugnando por el respeto a los monumentos históricos y los inmuebles colindantes.

A unas horas de que las Comisiones Unidas de Desarrollo Urbano, Protección del Medio Ambiente y Vivienda de la Asamblea Legislativa dictaminen el proyecto del plan referido, organizaciones vecinales demandaron una consulta para generar un programa acorde con las necesidades de la población y no del sector inmobiliario.