Por su destacada trayectoria académica como filósofo y escritor, la Universidad Autónoma de México (UAM) otorgó el doctor honoris causa a Richard J. Bernstein en una ceremonia institucional presidida por el rector general de esta casa de estudios, Eduardo Peñalosa Castro.

En el auditorio Pedro Ramírez Vázquez de la Rectoría General de la UAM, Peñalosa Castro señaló que cultivar, preservar y fomentar, son cualidades que nos ha hecho entender y transformar el mundo desde las ciencias y la tecnología, pero también desde las artes de las humanidades.

Dijo que pensar es una actividad que debe realizarse una y otra vez para que no se desvanezca, "nos advierte el filósofo Bernstein en uno de sus más recientes libros, porque siempre ha existido el riesgo de que el pensar desaparezca y sea reemplazado por un sustituto irreflexivo".

Recordó que en junio del 2016, un conjunto de profesores-investigadores propuso al filósofo para otorgarle la más alta distinción que confiere la Casa Abierta al Tiempo, que pasó por el Colegio Académico.

"Las apreciaciones de nuestro órgano colegiado para concederle se fundamentaron en su carrera de indiscutible relevancia en el impacto intelectual de su amplia producción y desde luego en la categoría en que se ha forjado a lo largo de más de seis décadas en el concierto de la filosofía contemporánea internacional", expuso.

Ante los rectores de las unidades Iztapalapa y Xochimilco, así como de la secretaria de la unidad Azcapotzalco, informó que durante más de dos décadas Bernstein ha sido para esta institución educativa conferencista invitado a coloquios especializados, participante recurrente en los seminarios organizados y colaborador en las líneas editoriales, incluyendo la revista Signos Filosóficos.

Destacó que durante su trayectoria, el doctor ha sido un promotor de la confrontación de ideas y de la comparación de posturas diversas sobre nociones universales, procurando su entendimiento, incluso, desde el punto de vista de distintas culturas.

En su oportunidad, Richard J. Bernstein agradeció el nombramiento de doctor honoris causa y al terminar la ceremonia de investidura dictó una conferencia magistral.