La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) aplaudió hoy la decisión del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que considera a los venezolanos que dejan su país como “refugiados”.

El grupo con sede en Miami inidicó que la decisión recoge la crítica situación que vive Venezuela y el dilema que enfrentan los venezolanos a la hora de emigrar hacia otros países en búsqueda de la protección legal y condiciones de vida que no tienen en su país de origen.

Veppex expresó su esperanza de que la declaración de ACNUR sirva para evitar que los venezolanos, en especial quienes carecen de estatus migratorio legal, sean deportados de Estados Unidos hacia Venezuela “donde sus vidas correrían peligro”.

El grupo dijo que pese a que cada país es autónomo de sus decisiones, ellos realizarán todos los esfuerzos necesarios para que los países que aún no han tomado medidas, que ayuden a los venezolanos a permanecer legalmente tal como lo ha hecho Perú y Colombia, puedan realizarlo tras la declaración de ACNUR.

El organismo instó el lunes a los países susceptibles de recibir venezolanos, así como a aquellos que ya los acogen, a que permitan el acceso de los ciudadanos a sus territorios y les otorguen la protección debida.

“El ACNUR insta a los Estados a garantizar que las personas que se beneficien de estos mecanismos se les expida un documento oficial reconocido por todas las autoridades gubernamentales”, indicó el documento del organismo.