La multinacional Cemex dio a conocer que se convirtió en la primera compañía en la industria cementera en operar con éxito plantas por control remoto, desde su ubicación central en Monterrey, Nuevo León.

De acuerdo con la empresa, el Centro de Control Cemento (C3) opera los 365 días, rastreando datos en vivo de la operación de 14 plantas de cemento, 25 hornos y 86 moliendas en México, además de monitorear una planta de cemento en Colombia y otra en Estados Unidos.

Expuso en un comunicado que el monitoreo ininterrumpido del sistema brinda información sobre cada etapa del proceso de producción, así como del desempeño del equipo instalado en las plantas de cemento, lo que permite a los operadores del C3 no sólo monitorear.

Permite tomar acciones correctivas inmediatas, en coordinación con el personal local de operaciones y con acceso a los sistemas de control inteligentes existentes, para minimizar cualquier desviación de los objetivos de seguridad, control ambiental, eficiencia y calidad del producto.

“Cemex creó el C3 para aprovechar de manera más efectiva los recursos e innovación tecnológica disponible a través de la red global de operación de la compañía”, afirmó.

El vicepresidente de Operaciones de la firma, Edgar Ángeles, dijo que la empresa aplicó la tecnología más moderna para desarrollar un sistema único en la industria cementera actual.

Y es que con la operación del C3, la cementera se ha beneficiado no sólo de una reducción de 50 por ciento en el número de accidentes operativos, sino también de la reproducción de mejores prácticas y la extensión de conocimiento compartido y experticia, añadió en el reporte.