Los egresados de ciencias de la salud del Instituto Politécnico Nacional (IPN) poseen un sentido humanitario que permite atender mejor el bienestar de la población mexicana, aseguró el director general de esta casa de estudios, Mario Alberto Rodríguez Casas.

Durante la inauguración de las actividades académicas por el 78 aniversario de la Escuela Superior de Enfermería y Obstetricia (ESEO), destacó que la tarea de esa institución ha sido la de capacitar a profesionales con preparación científica, tecnológica y de investigación.

Rodríguez Casas resaltó que quienes egresan de las licenciaturas en Enfermería, Enfermería y Obstetricia, de la especialidad de Gerontogeriatría, poseen valores como la solidaridad y tolerancia que se vinculan con los diferentes sectores productivos y de servicios de la salud.

Recordó que en los inicios del plantel, en 1940 se creó la carrera de Enfermera Rural; en 1962 se aprobó un nuevo programa de nivel medio superior para las carreras técnicas de Enfermería y Obstetricia; y fue hasta 1987 cuando se consolidó el nivel superior y su nombre definitivo.

Por su parte, Guadalupe González Díaz, directora de la ESEO destacó que a 78 años de mantener el plantel, sus enfermeras y enfermeros se caracterizan por su carácter humano, el cual se traduce en el trabajo que realizan con las comunidades más desprotegidas.

Para los próximos días, los festejos de la ESEO contemplan conferencias magistrales, paneles de expertos, exposiciones fotográficas, exhibiciones culturales y actividades deportivas.