Las medidas preventivas desplegadas desde octubre pasado y la campaña intensiva de vacunación a grupos de riesgo, permitieron mantener el control epidemiológico de la influenza estacional y disminuir los casos de enfermedades asociadas al frío en Tamaulipas.

Así lo señalo la secretaria de Salud en la entidad, Gloria Molina Gamboa, al hacer un recuento de los resultados del programa Temporada Invernal aplicado por su dependencia.

Destacó que a la fecha, en la entidad se tienen confirmados 26 casos de influenza, que representan 50 menos que la temporada anterior.

Precisó que aunque no se han registrado fallecimientos por influenza, neumonías, ni bronconeumonías, es necesario extremar precauciones con menores, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas no controladas.

Refirió que por instrucción del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, durante estos cinco meses se intensificó la vigilancia epidemiológica, la dotación de insumos al Laboratorio Estatal de Salud Pública, la difusión de medidas preventivas y signos de alarma en todas las unidades del sector.

La funcionaria estatal informó que de octubre a marzo, las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) representaron la causa más frecuente de consulta con un acumulado de 500 mil, todas ellas atendidas de forma oportuna.

Respecto de las neumonías y bronconeumonías, que son las infecciones respiratorias que afectan a los pulmones, se presentaron dos mil 762 casos, dos mil menos que la temporada anterior.

Enfatizó que aunque se aproxima la temporada de calor, es indispensable seguir las medidas preventivas habituales, como evitar cambios bruscos de temperatura, lavarse las manos correcta y frecuentemente, consumir verduras y frutas ricas en vitamina C, así como evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos sucias, principalmente.