INAH recuerda a Porfirio Díaz a un siglo de su deceso

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) evocó el periodo de la historia nacional conocido como "Porfiriato", con una velada que incluyó música y la reflexión en torno al ex presidente...

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) evocó el periodo de la historia nacional conocido como "Porfiriato", con una velada que incluyó música y la reflexión en torno al ex presidente Porfirio Díaz (1830-1915), a un siglo de su muerte.

Al recordar el legado de este personaje en la vida cultural, política y socioeconómica de México, Teresa Franco, directora general del INAH, expresó que "si miramos las pasiones que aún convoca el nombre Porfirio Díaz, es porque estamos frente a una gran figura que merece más análisis y consideración".

"Ese es el objetivo de la recordación que, desde la institución, se hace presente", detalló Franco, quien dijo que más allá de las opiniones particulares de cada ciudadano mexicano tenga sobre el ex mandatario, lo cierto es que él "nunca se tomó a la ligera los asuntos que presuponían una buena dirección del Ejecutivo Federal".

"Porfirio Díaz fue un hombre de entrega total a lo que él considero era su papel en la historia y la forma en que debería gobernarse al país", apuntó en el acto celebrado en el Alcázar del Castillo de Chapultepec, que fue residencia oficial del mandatario oaxaqueño y sede del Museo Nacional de Historia.

En esta conmemoración a 100 años de su fallecimiento, el INAH difundirá diversas investigaciones que los expertos han desarrollado sobre distintos aspectos que competen a esa larga etapa comandada por Díaz.

En las voces de la actriz Luisa Huertas y del dramaturgo Eduardo Contreras Soto, sucedieron fragmentos de memorias, cartas, informes, postulados de los planes de la Noria y de Tuxtepec, de entrevistas célebres como la denominada Díaz-Creelman, e impresiones de sus contemporáneos y sucesores.

Tras la participación de la Banda Sinfónica de la Secretaria de Marina, que bajo la dirección del maestro Domingo Dorantes interpretó "La sandunga", "Dios nunca muere" y el vals "Sobre las olas" de Juventino Rosas, entre otras, Luis Porfirio Díaz, bisnieto del ex presidente, agradeció, a nombre de la Asociación de Descendientes del General Porfirio Díaz, el esfuerzo del INAH.

Agregó que la labor de Díaz no fue la de un hombre solo, pues supo guiar y reunir "a un conjunto de talentosos líderes, dando lugar a un Estado fuerte, productivo y responsable de los intereses de los mexicanos.

"Porfirio Díaz sigue en el exilio que él se impuso, aguarda en Montparnesse el día que vuelva a su querida patria y realice su último deseo; permanecer en Oaxaca", declaró.

En la segunda jornada de conferencias, Diego Prieto, secretario técnico del INAH, dijo que en el Porfiriato surgió la antropología como una disciplina institucionalizada que tuvo una importancia singular en el siglo XX, sobre todo a partir de la Revolución Mexicana.

Importancia que se acredita con la existencia del propio Instituto, que tiene su matriz intelectual en el programa científico de la antropología, mencionó.

Prieto refirió que en 2016 se cumplirá el primer centenario de "Forjando patria (Pro Nacionalismo)", de Manuel Gamio (1883-1960), quien puede ser considerado como el primer antropólogo profesional en México.

Recordó que Gamio trató de incluir a la población indígena en los proyectos nacionales de América Latina, además planteó cuáles debían ser las tareas de la antropología en el inicio del siglo XX.