Recursos para restaurar escuelas se ejercerán con transparencia: Nuño

El Programa Escuelas al 100 debe ser una muestra de que sí es posible ejercer la máxima transparencia con prontitud, eficacia y eficiencia, sirviendo a una de las causas más nobles: la educación...

El Programa Escuelas al 100 debe ser una muestra de que sí es posible ejercer la máxima transparencia con prontitud, eficacia y eficiencia, sirviendo a una de las causas más nobles: la educación, afirmó el secretario de Educación, Aurelio Nuño.

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) atestiguó la firma de un convenio entre el Instituto Nacional de la Infraestructura Fisica y Educativa (Inifed) y el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) para transparentar los recursos destinados a dicho programa.

El Programa Escuelas al 100 permitirá la restauración o creación de 33 mil escuelas en los próximos tres años, según sea el caso, con una bolsa de 50 mil millones de pesos.

El funcionario recordó que el dinero se recaudará a través del Programa de Infraestructura Educativa e indicó que esta es una acción urgente; en México existen 34 millones de alumnos que reciben educación en poco más de 260 mil planteles educativos.

Justamente porque es un programa que va a llegar a millones de niños y familias, particularmente de las zonas más marginadas, es fundamental que el ejercicio de estos recursos sea de la mayor transparencia, que podamos rendirle cuentas a la sociedad de qué estamos haciendo con cada peso de estos 50 mil millones de pesos.

"Que todo México pueda saber desde el arranque el programa qué pasó con cada peso hasta que haya cumplido su cometido, un acto absoluto de transparencia. No nada más informar cuando inicia o concluye el programa, sino que pueda ser perfectamente transparente en toda la ruta", indicó.

El convenio, estableció Nuño Mayer, consta de cuatro etapas: que de manera conjunta con el Inai se construya un portal en el que se explique con claridad al país cuál es el objetivo del programa, cuáles son por adelantado los planteles del país, estado por estado y municipio por municipio, a los que se van a destinar los recursos.

"Además, para qué se van a destinar al interior de la escuela y a cuantos alumnos y maestros se está beneficiando, quién es el encargado de la obra, el contratista, y quién es en el tiempo el flujo de los recursos", indicó.

Todos vamos a estar auditados en una vitrina de cristal por la ciudadanía y por todos los mexicanos: las autoridades educativas federales y de los estados, quiénes ejecuten la obra y, por supuesto, las comunidades escolares.

Se creará además un comité técnico entre el Inifed y el Inai que estará revisando este portal y además interactuando con la población.

Una de las mayores necesidades es tener infraestructura de calidad. "Una educación de calidad empieza con escuelas dignas, si no tenemos espacios dignos para que los alumnos y maestros puedan trabajar, difícilmente estaremos cumpliendo con las metas de calidad que queremos tener con la reforma educativa".

Hoy se sabe, por ejemplo, que 11 por ciento de las escuelas del país carecen de baños y la condición se vuelve crítica en los estados más pobres como Guerrero, Oaxaca y Chiapas, donde esta condición puede llegar al 30 por ciento o más, expuso.

Con este instrumento se podrá tener a la mayoría de las escuelas en condiciones dignas, con inmuebles educativos que permitan que se pueda enseñar en las mejores condiciones.

En el Salón Hispanoamericano de la SEP, Nuño Mayer constató la firma entre la comisionada presidenta del Inai, Ximena Puente de la Mora, y el director general del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa, Héctor Gutiérrez de la Garza.