La industria restaurantera de México registró un crecimiento del 2.8 por ciento durante el 2017 y cuenta con una industria sana, señaló el dirigente nacional de la Canirac, Hugo Vela Reyna.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) indicó, en entrevista con medios de comunicación, que en los últimos cinco años el sector ha tenido buenos números.

“Hemos tenido los últimos cinco años una industria bastante robusta y sana”, expuso.

Refirió que aún cuando el mercado del sector restaurantero ha registrado un crecimiento, el número de establecimientos que se abre cada año, supera el comportamiento de la demanda de este tipo de servicios.

El número de restaurantes ha presentado un comportamiento al alza y ha crecido en un 6.5 por ciento anual, lo cual ha provocado mayor competencia.

De acuerdo con el último estudio del sector, refirió Vela Reyna, en el país hay más de 500 mil puntos de venta de alimentos y bebidas, de los cuales unos 270 mil son restaurantes que operan en la formalidad y con cierto nivel de servicio.

Manifestó que el resto de los puntos de venta, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inegi), son puntos de venta de alimentos, que incluye puestos de lámina que se encuentran en casi todo el país.

El dirigente de los restauranteros organizados consideró que “los empresarios del ramo tienen que diferenciarse y hacer de su negocio un lugar para generar una experiencia memorable para sus clientes”.

Planteó que de esa forma deben operar para mantenerse en el mercado por mucho tiempo.

En México hay una gran diversidad de gastronomías y la nacional está centrada en las comidas regionales, por lo que se dispone de un mosaico en la variedad de productos y eso hace que México sea uno de los destinos gastronómicos más diversos del mundo, destacó.