La organización civil Mexicanos Primero destacó los avances en la transformación educativa del país, a partir de la implementación de la reforma educativa, y planteó una ruta hacia adelante para garantizar el derecho de niños y jóvenes a aprender.

Al presentar el estudio “La Escuela que Queremos”, aseveró que la educación es la "llave maestra" del desarrollo, y la escuela el instrumento para materializar los anhelos de la sociedad mexicana.

Al hacer uso de la palabra el presidente de Mexicanos Primero, Alejandro Ramírez Magaña, puntualizó que están listos para trabajar con el gobierno federal actual y con el próximo, “siempre atentos a una colaboración transparente y exigente, empática y demandante a la vez".

Explicó que el estudio presentado este día se trata de una investigación que examina con evidencia rigurosa los alcances de las reformas en materia educativa a la Constitución y leyes reglamentarias, desde su promulgación en 2013 y su implementación hasta la fecha.

“Aunque aún estamos lejos de que todas las niñas, niños y jóvenes estén, aprendan y participen en la escuela, el proceso hacia esa realidad ya está en marcha. No estamos hoy donde estábamos en 2013. No reconocerlo sería darles la espalda a todos aquellos que han apostado y se han esforzado por transformar el sistema educativo”, indicó.

Tras mencionar que en esta transformación han participado desde maestros, directivos, estudiantes y familias, hasta organizaciones sociales y funcionarios públicos, dijo que transformar el sistema educativo implica cambiar profundamente las prácticas en el aula, en la escuela, así como en las oficinas administrativas.

Ramírez Magaña dijo que los mismos avances han generado nuevos desafíos, "y sólo con evidencia firme sobre lo ya realizado podemos aprender lo necesario para ajustar y avanzar".

Ante integrantes de la sociedad civil, autoridades educativas federales y estatales, y del candidato de la coalición México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, maestros y empresarios, David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, destacó cinco puntos para profundizar en la transformación educativa.

Como primer punto mencionó la urgencia de consolidar las capacidades de los docentes y directivos para que la evaluación docente sirva a la mejora; como segundo, resolver los espacios de participación y aprendizaje entre pares, como son la tutoría docente, el Servicio de Asistencia Técnica a la Escuela (SATE) y los Consejos Técnicos de Escuela y de Zona.

En el tercer punto planteó que es necesario pasar de las leyes generales a las normas y reglamentos efectivos para la depuración de la nómina docente en los estados, la verificación continua de los nombramientos y la plantilla de personal en cada escuela.

El cuarto punto se refiere al rediseño de la evaluación de los alumnos de manera que brinde información adecuada para vigilar y exigir la garantía constitucional del máximo logro de aprendizaje para cada educando, y el quinto plantea reajustar las prioridades en el uso de recursos para cubrir procesos clave como la tutoría o los reconocimientos económicos a maestros con logro destacado, así como para la implementación del nuevo modelo educativo.

“El estudio presentado no es un ejercicio académico de evaluación de una reforma educativa; es una verificación del progreso en el cumplimiento del derecho a aprender de la joven generación de México y la presentación de un mapa concreto, con acciones, fechas y responsables, para la construcción continua de la escuela que queremos”, aclaró.

En este marco David Calderón pidió que a los candidatos a la Presidencia de la República, comprometerse a resolver esta agenda de cambios, y llamó a priorizar el derecho de niños y jóvenes pues la transformación educativa sigue ya que no es el programa de una administración sino el proyecto de la sociedad.