El director de Aeroméxico, Andrés Conesa, afirmó que este año se sumarán cinco de los 60 aviones Boeing 737 Max 8, modelo que será el eje de la flota para los próximos años.

“Este es el primero que se integra. Este es el avión número 80 que se produce en el mundo, es decir, somos la segunda aerolínea en América Latina en volarlo; mientras que en Estados Unidos lo están usando Southwest y American Airlines, somos de los primeros en el mundo, estamos a la vanguardia”, expresó.

El directivo destacó que entre 2018 y 2022 llegarán los 55 aviones restantes que están consideradas dentro del pedido en firme, en tanto entre 2023 y 2024, las 30 aeronaves considerando como opciones.

Recordó que en 2012 la compañía realizó el pedido de 100 aviones al fabricante estadunidense Boeing, de los cuales 10 son 787- 9 Dreamliner y 90 del B737 Max, el pedido más grande de la aviación en Mexico.

“En 2002, la flota tenía una edad promedio de 15 años y si no se hubiera hecho ninguna transformación, tendrían 30 años de edad. Hoy la flota tiene siete años en promedio, que para el tamaño de la empresa, es de las más moderna que existe a nivel global”.

En 2006 Aeroméxico contaba con 107 aviones de siete modelos, mientras que para el primer trimestre de este año, tendrá 130 aeronaves de tres familias, Embraer 170 y 190, Boeing 737- 800 NG/Max y los B787.

Precisó que las primeras rutas que va a operar este nuevo modelo serán Monterrey, Lima, Bogotá, Ciudad de México y Nueva York, si embargo, aumentarán conforme se vayan integrando más. Para 2019 recibirán 12 aviones de este modelo.

El B737 Max 8 cuenta con 166 asientos, 16 en clase premier, 18 en AM plus y 132 en clase turista, mismos que fueron diseñados por Rockwell Collins, mientras que las vestiduras por Sabeti Waing.

Cuenta con un nuevo diseño en la cola del avión, winglet con nueva tecnología, la estructura es más ligera y nuevo motor Leap, que junto a otros cambios proporcionarán una eficiencia en el consumo de combustible de 14 por ciento.

Aunado a un 40 por ciento menos de contaminación auditiva y 14 por ciento menos de contaminación de bióxido de carbono, entre otros.

El directivo mencionó que para 2019 también se sumarán a la flota el 737 Max 9, que tendrá capacidad para 181 pasajeros, 16 en clase premier, 18 AM plus y 147 clase turista.

Explicó que las 30 unidades se estarían solicitando dependiendo de las condiciones del mercado y de infraestructura, es decir, del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

El vicepresidente para América Latina de Boeing Commercial Airplane, Ricardo Cavero, mencionó que la compañía fabrica del modelo 737 alrededor de 47 unidades al mes, mientras que al año entregan 600 aviones.

“Este es un nuevo capítulo que describe el trabajo que llevan a cabo Aeroméxico y Boeing durante casi 60 años. El Max es la última creación de Boeing, avión con la mayor tecnología en este segmento”, dijo.

Andrés Conesa confirmó que analizan la incorporación de los nuevos modelos de aviones de Bombardier y Embraer, para la renovación y sustitución de la flota de Aeroméxico Connect.

“Lo estamos analizando, vinieron los aviones, hicieron las demostraciones y esperamos que en los siguientes meses, antes de que termine el primer semestre, ya podemos tener una noticia”.

Detalló que al modernizar la flota, como lo han realizado con el Dreamliner y el Max, permite a la compañía ofrecer un mejor producto al pasajero, comodidad, confiabilidad y competitividad.