El gobierno del Estado de México, a través del “Programa Integral de Desarrollo de Infraestructura Agropecuaria”, aplicado en 39 municipios, beneficia a productores del campo y ayuntamientos con préstamos de maquinaria pesada, lo que les permite ahorros superiores a los 250 mil pesos mensuales.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro), Ignacio Beltrán García, detalló que dicho programa cuenta con 81 máquinas que pueden ser prestadas, entre excavadoras, retroexcavadoras, motoconformadoras, tractores, dragas, cosechadora de lirio, pipas, volteos, compactadoras y lanchas.

Explicó que éste es un programa permanente que se puede solicitar a través de las 11 delegaciones regionales que tiene Sedagro en todo el Estado de México e indicó que con la debida documentación y tras la firma de un convenio de colaboración, los interesados pueden acceder al préstamo de la maquinaria por un lapso no mayor a tres meses.

En ese periodo de tiempo, podrán ocupar la maquinaria para la construcción de obras de impacto rural como bordos, apertura de caminos sacacosechas, terraceo, excavación, desazolve de ríos y drenes, así como la construcción de ollas de captación de agua, entre otros, abundó.

Beltrán García refirió que actualmente son 59 las máquinas que se encuentran fuera de Sedagro y que están beneficiando a municipios como Acambay, Acolman, Aculco, Amatepec, Atlacomulco, Capulhuac, Cuautitlán, El Oro, Ixtapan de la Sal, Ixtlahuaca, Jilotepec, Jiquipilco, Joquicingo, Lerma, Luvianos, Malinalco, Metepec, Morelos.

Además de Ocoyoacac, Otzolotepec, Polotitlán, San Felipe del Progreso, San Martín de las Pirámides, San Mateo Atenco, Sultepec, Tejupilco, Temascalapa, Temascalcingo, Temascaltepec, Temoaya, Tenancingo, Texcaltitlán, Timilpan, Tlalmanalco, Valle de Bravo, Villa del Carbón, Villa Guerrero, Villa Victoria y Zumpahuacán.

El funcionario destacó que el préstamo se hace de forma tripartita, donde el gobierno del Estado de México pone la maquinaria, el ayuntamiento que así lo acuerda puede apoyar al particular con el combustible y los productores pagan el salario del operador.

Este programa le ahorra tanto al ayuntamiento como a los particulares un promedio de 750 mil pesos por cada tres meses, que es el periodo en que vence un convenio de préstamo, concluyó.