Corea del Norte suministra a Siria materiales para la fabricación de armas químicas, reveló hoy la cadena británica BBC, citando un informe confidencial de las Naciones Unidas (ONU), en medio de la creciente denuncia del uso de gas cloro por parte de las fuerzas sirias.

Según el reporte, entre 2012 y 2017, Corea del Norte hizo al menos 40 envíos a Siria de baldosas, válvulas, tuberías y termómetros resistentes a ácidos, entre otros materiales, a través del Centro de Estudios Científicos e Investigación (SSRC).

Dicha agencia del gobierno sirio pagó a Corea del Norte por el suministro de equipo, a través de la empresa comercial china, Cheng Tong Trading Co Ltd, que realizó varios de los envíos, según el documento de 200 páginas, que aún no ha sido publicado, pero que ha sido visto por la BBC de Londres.

El informe, filtrado otros medios como la cadena CNN y el diario The New York Times, fue realizado por un panel de expertos de la ONU, que evalúa el cumplimiento por parte de Corea del Norte de las resoluciones de la ONU por el desarrollo de su polémico programa nuclear.

Durante su investigación, los expertos encontraron pruebas de que Corea del Norte ha enviado suministros ilícitos a Siria, además de especialistas en misiles de Corea del Norte han sido vistos en varias ocasiones en los centros sirios de fabricación de armas.

“El informe detalla las ‘técnicas innovadoras de evasión’ utilizadas por Corea del Norte para enviar artículos como baldosas resistentes al ácido y de alta temperatura, válvulas y termómetros resistentes a la corrosión a Siria”, indicó la cadena pública británica.

El Centro de Estudios Científicos e Investigación (SSRC), que es promovido por el gobierno sirio como un instituto civil de investigación, ha sido involucrado por la Inteligencia británica y otras naciones occidentales, en la fabricación de armas químicas

La BBC recordó que el año pasado, al menos tres sitios del SSRC : Masyaf, en la provincia de Hama, y Dummar y Barzeh, ambos a las afueras de Damasco, fueron mencionados como instalaciones para la fabricación de armas químicas.

La instalación de Barzeh es nombrado en el informe de la ONU como una las instalaciones en las que se han visto operar a los técnicos norcoreanos.

Las evidencias de que Corea del Norte suministra material a Siria para armas químicas se conoce luego de que Estados Unidos y otros países acusaran al gobierno del presidente sirio Bashar al-Asad de utilizar armas químicas contra civiles, incluyendo el ataque con gas sarín de abril de 2017, en el que murieron más de 70 personas.

El ataque con gas sarín en Siria ha sido considerado como el más mortífero en el país, aunque el presidente al Asad ha negado su responsabilidad por ese ataque, en el que decenas de personas registraron síntomas de asfixia, convulsiones, espuma en la boca y la contracción de sus pupilas, antes de morir.

La BBC subrayó que aún se desconoce cuándo será publicado el reporte, que fue elaborado por ocho profesionales de distintos países y áreas como armas de destrucción masiva, transporte marítimo y control de fronteras.

Desde 2010 este panel cumple un mandato que le dio el Consejo de Seguridad para investigar las posibles violaciones de sanciones por parte de Corea del Norte y que presentan sus hallazgos en un reporte anual.

Desde que inició la guerra civil en Siria en marzo 2011, se ha sospechado que Corea del Norte colabora con su experiencia y sus equipos en el mantenimiento en el programa de armas químicas del gobierno de al Asad.