Luego de un intenso trabajo de mapeo, la campaña “Levantemos México”, impulsada por Diego Luna, Gael García Bernal y Ambulante, lanzó dos convocatorias, la primera es para líderes comunitarios y la segunda para actores sociales.

En conferencia de prensa, Paulina Suárez, directora general de Ambulante, detalló que la campaña ha tenido la enorme fortuna de contar con muchos aliados, por lo que han decidido lanzar estas convocatorias con el objetivo de tener un mayor impacto en la reconstrucción de las comunidades más afectadas por los terremotos del año pasado.

“En noviembre, diciembre y enero se desarrolló una investigación diagnóstica para entender cómo el fondo (28.5 millones de pesos) podría tener mayor impacto y cuáles eran los municipios más afectados. Fue un mapeo de actores, es decir, personas que ya estaban trabajando de manera autónoma tras los sismos, y un diagnóstico de necesidades”, compartió.

Tras mencionar que el proceso de reconstrucción buscará ser lo más transparente posible, dijo que será el día de hoy (28 de febrero) cuando cierre la convocatoria para Nuevos Actores Sociales, mientras que la de Líderes Comunitarios concluirá el 15 de marzo.

Es de mencionar que entre los objetivos de la campaña destacan, además de la atención oportuna a los más necesitados, el promover el liderazgo comunitario y ciudadano en los esfuerzos de reconstrucción; fortalecer el tejido social, la colaboración y la solidaridad en las comunidades afectadas, e incrementar las capacidades locales en aspectos estratégicos para la respuesta a los sismos.

Además de incorporar medidas de prevención y resiliencia ante futuros desastres; reforzar la perspectiva de derechos humanos en los procesos de reconstrucción; visibilizar experiencias y aprendizajes para incidir en esfuerzos nacionales de reconstrucción, y fortalecer la confianza en la propia capacidad como sociedad civil para salir adelante.

En materia de la convocatoria de Nuevos Actores Sociales, se informó que su objetivo es fortalecer las capacidades de colectivos, brigadas y grupos ciudadanos que surgieron a raíz de los sismos y que continúan desempeñando una labor ejemplar para la reconstrucción de sus comunidades.

Mientras que Liderazgo Comunitario busca reforzar las capacidades de las organizaciones locales que están desempeñando un papel central en los procesos de reconstrucción de sus comunidades y que trabajan desde una perspectiva de derechos humanos.