Especialistas del Hospital General Regional No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro evitaron la amputación de la pierna de un hombre de 82 años de edad con diabetes mellitus e hipertensión.

El paciente fue diagnosticado con una enfermedad arterial periférica, que no le permitía tener un flujo sanguíneo normal, lo que aumentaba el riesgo de la perder la pierna izquierda.

El angiólogo Hugo Solorio Rosete indicó que la persona presentaba una obstrucción en la arteria a la altura del ombligo, por lo que requería de un procedimiento quirúrgico para hacer un puente del ombligo a la ingle y otro de la ingle a la rodilla que permitiera el flujo de la sangre a toda la extremidad.

La intervención quirúrgica consistió en redirigir el suministro de sangre para solucionar el bloqueo en la arteria afectada; la derivación se realizó de la aorta, se colocó un injerto desde el abdomen a la zona de la ingle, y otro puente de la ingle a la rodilla, para mejor irrigación.

A dos años de la cirugía, el paciente realiza ejercicio de manera cotidiana para mantener la circulación sanguínea de su pierna sin problema alguno, informó el IMSS en un comunicado.

Además, lleva una dieta especial, así como el seguimiento de su enfermedad crónica, lo que le ha permitido mejorar la calidad de vida al lado de su esposa, hijos y nietos.