La Bolsa de Valores de Tokio cerró hoy con una caída de 1.44 por ciento, rompiendo un rally de tres días de ganancias, presionado por las pérdidas en Wall Street y una caída mayor a la esperada en la producción industrial de Japón.

Las acciones de Tokio cayeron el miércoles luego que el nuevo presidente de la Reserva Federal estadunidense (Fed), Jerome Powell, insinuó en su testimonio ante el Congreso un mayor ritmo de alzas en las tasas de interés.

El nuevo jefe de la Fed transmitió el martes una imagen optimista de la economía de Estados Unidos y sugirió que un crecimiento económico más fuerte llevaría al banco central a acelerar el ritmo de endurecimiento de la política monetaria.

"Los inversionistas estaban preocupados por el impacto de las observaciones de Powell sobre las operaciones bursátiles de Estados Unidos", dijo Masahiro Ichikawa, analista de Sumitomo Mitsui Asset Management Co.

Otras señales comerciales negativas incluyen una caída mayor a la esperada en la producción industrial de Japón y la decisión del Banco de Japón (BOJ) de recortar las compras de bonos súper largos que agrió el sentimiento al impulsar el yen sobre el dólar estadunidense.

Los datos mostraron que la desaceleración de la producción de automóviles y productos electrónicos en enero inclinaron la producción industrial de Japón a su mayor caída desde un devastador terremoto en marzo de 2011, destacando un debilitamiento de la demanda y una acumulación de inventarios.

La confianza se redujo aún más después de que el Banco de Japón recortó la cantidad de bonos súper largos del gobierno japonés que ofreció comprar en su operación regular de compra de deuda.

Los inversores globales están cada vez más preocupados por cuánto tiempo más el BOJ puede mantener su campaña de estímulo masivo.

Aunque se cree que una salida completa de estas políticas está lejos, los economistas temen que el banco central no pueda comenzar a reducir sus compras de activos más activamente sin interrumpir los mercados financieros.

Al cierre de la jornada bursátil, el Nikkei de 225 acciones, principal indicador del mercado de Tokio, retrocedió 321.62 puntos (1.44 por ciento), al ubicarse en 22 mil 68.24 unidades.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 22.10 puntos (1.23 por ciento), para ubicarse en mil 768.24 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen cayó 35.33 puntos, un 0.87 por ciento, al ubicarse en cuatro mil 023.64 unidades.

El Shanghai Composite Index registró una caída de 32.66 puntos (0.99 por ciento) para cerrar en tres mil 259.41 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component bajó 21.20 puntos (0.20 por ciento) para ubicarse en 10 mil 828.73 unidades, informó la agencia Xinhua.