La Secretaría de la Función Pública (SFP) determinó suspender de manera precautoria a 468 servidores públicos, que desempeñaban sus labores en 30 entidades federativas de la República Mexicana, para continuar con las diligencias que realiza en el programa para adultos mayores.En un comunicado, informó que derivado de la auditoría 01/2016, iniciada en enero de 2016, respecto del ejercicio 2015, se acreditó que los promotores sancionados, plasmaron sus huellas dactilares en los lectores biométricos utilizados en el enrolamiento y en la comprobación de la supervivencia de algunos beneficiarios del programa.Precisó que a través del Órgano Interno de Control dio vista a la Unidad de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que presentó denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), la cual inició a las investigaciones correspondientes contra los promotores y quien resulte responsable.La dependencia federal añadió que continúa con las acciones correspondientes.