El arzobispo metropolitano de Guatemala, Óscar Julio Vian Morales, fue despedido entre aplausos de la feligresía, con notas de la canción “Amigo” interpretada por alumnos del colegio Don Bosco, en una misa oficiada por el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes y obispos guatemaltecos.

Los restos del jerarca católico, que reclamó a los gobiernos y a los políticos su desapego del pueblo más desvalido, fueron inhumados en las criptas de la Catedral Metropolitana, donde fue velado desde la noche del sábado.

El féretro del arzobispo Vian Morales salió de la iglesia, entre aplausos y muestras de pesar de los presentes, acompañado de fieles y miembros de congregaciones religiosas.

En un lento recorrido alrededor de la Plaza de la Constitución, el cortejo fúnebre llegó esta tarde a su última morada en las catacumbas de la Catedral.

Al paso del cortejo, algunos fieles aplaudían y otros, al borde del llanto, oraban, mientras seguían el ataúd con los restos del arzobispo, “muy apreciado por la comunidad”, afirmó el obispo auxiliar y vicario general Raúl Martínez Paredes, cercano colaborador de monseñor.

En un pasaje de la misa, el nuncio apostólico Nicholas Henry Marie Thevenin dijo que el Papa Francisco nombró al padre Martínez Paredes como administrador diocesano de la Arquidiócesis de Guatemala, que encabezaba Vian Morales.

En sus misas dominicales y en las ruedas de prensa el arzobispo criticaba al gobierno y a los diputados, principalmente, por su falta de atención adecuada a problemas de la población como violencia, pobreza y corrupción.

En el tema de la corrupción fustigaba a las autoridades por la recurrente práctica que provocaba serios daños a la población por no destinar los recursos públicos a rubros donde se requería como hospitales, escuelas, creación de empleos.

El presidente Jimmy Morales, el vicepresidente Jafeth Cabrera y miembros de su gabinete ocuparon la primera fila en la misa en la Catedral Metropolitana.

Del otro lado del pasillo, también en primera fila, se ubicaron la jefa del Ministerio Público (MP), Thelma Aldana, y el titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), el colombiano Iván Velásquez.

Vian Morales expresó en varias oportunidades su apoyo a la CICIG y a los esfuerzos que se hacían para luchar contra la corrupción en que caían patrones que incumplían con los trabajadores y funcionarios y políticos deshonestos.