El Senado de la República ratificó el Convenio sobre Transporte Aéreo entre México y Portugal, cuyo objetivo es establecer el marco jurídico que regulará las operaciones entre ambos países, así como fortalecer la relación bilateral y el desarrollo de diversos sectores de sus economías.

Este instrumento internacional contiene disposiciones sobre seguridad operacional y de la aviación que según la información del Ejecutivo, se apegan a las normas aprobadas en el marco de la Organización de Aviación Civil Internacional y los principales tratados aplicables en la materia.

Con ello, se agrega, México y Portugal refrendan su compromiso de proteger la seguridad de la aviación civil contra actos de interferencia ilícita.

Además, se ampliarán las oportunidades turísticas, comerciales y de negocios, así como la certidumbre jurídica a las líneas aéreas mexicanas que deseen operar servicios a Portugal, coadyuvando con el desarrollo y el fortalecimiento del mercado bilateral aéreo.

El convenio señala que las tarifas se establecerán a niveles razonables, reconociéndose que las fuerzas del mercado serán los factores determinantes en su establecimiento.

También permitirá a nuestro país contar con una herramienta para contribuir a la ampliación de oportunidades turísticas, comerciales y de negocios, así como un marco que otorgue certidumbre legal a las líneas aéreas de ambos países.

Se precisa que este convenio sustituye el Acuerdo sobre Transporte Aéreo Civil firmado por los dos Estados el 22 de octubre de 1948, firmado ad referéndum el 16 de octubre de 2013 en la Ciudad de México.

Al respecto, el senador Miguel Enrique Lucia Espejo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Europa, refirió que anualmente 22 mil pasajeros viajan entre ambos países, por lo que con este acuerdo se incrementará la conectividad aérea.

El instrumento internacional se aprobó con 82 votos a favor y se remitió al Ejecutivo federal.