El pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley General de Protección Civil para que en situaciones de urgencia o desastre, el Comité Nacional de Emergencias gestione la exención de peaje en casetas de cobro y priorice el desalojo de personas en zonas de riesgo.

El dictamen, avalado por unanimidad con 361 votos a favor, reforma la fracción II del Artículo 34 de esa ley, y se turnó al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

Al fijar la posición del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la diputada Noemí Zoila Guzmán Lagunes manifestó el apoyo de su bancada al dictamen, ya que liberar las carreteras del peaje durante una emergencia es poner fuera de peligro a la población que lo necesita.

Indicó que la presente propuesta se suma a los esfuerzos del gobierno de la República por atender con prontitud las necesidades de los afectados o damnificados y enfatizó que los fenómenos naturales no pueden predecirse, pero sí pueden planificarse para evitar mayores pérdidas a través de la prevención.

En la exposición de motivos se señaló que cuando se suscita un ejercicio de evacuación por carretera con caseta de cobro en una zona de riesgo, el aforo vehicular aumenta en dichas vías y ocasiona largos periodos de espera a los conductores.

"Es primordial eficientar el flujo vehicular ante una evacuación, para salvaguardar la vida de los habitantes en una zona de riesgo y de turistas nacionales y extranjeros", se subrayó.

La promovente de la iniciativa, la diputada de Movimiento Ciudadano, Rosa Alba Ramírez Nachis, agradeció a la Comisión de Protección Civil que llevó a cabo una investigación profunda y concisa que permitiera suspender el peaje en caso de emergencia para abandonar una zona de riesgo.

Destacó que todavía hay trabajo por hacer, el cual debe estar encaminado a evitar la pérdida de vidas humanas, y confió que nunca se llegue a necesitar -abrir la pluma- para permitir el tránsito libre de peajes.

El dictamen resalta que, si bien para el desarrollo vial es necesaria la intervención de capitales privados, ningún interés económico puede estar por encima de la vida humana.

La Comisión de Protección Civil, que elaboró el dictamen, consideró que las alertas y evacuaciones son eventos extraordinarios, por lo que el impacto económico a los concesionarios de carreteras será mínimo.

Refirió que Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos ha eximido de peaje a usuarios de caminos y puentes ante la presencia de diversos fenómenos perturbadores, con el respectivo impacto presupuestario por el no-ingreso de la contraprestación que tienen los concesionarios.