La diputada local por el PRI, Cristina Gutiérrez Mazón, propuso hoy reformar la Ley del Servicio Civil de Sonora para aumentar de 12 a 18 el número de semanas de descanso antes y después del parto o adopción.

La legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) señaló que de esa manera se busca beneficiar a las mujeres trabajadoras al servicio del Estado.

Ante el pleno del Congreso local, presentó la iniciativa de reformas, que propone otorgar seis semanas de descanso antes del parto o adopción y 12 semanas después del mismo o de la fecha que se otorgue legalmente la adopción.

Detalló que se busca reformar el artículo 26 de la Ley del Servicio Civil y establecer que durante la lactancia, la mujer podrá tener dos descansos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos, sean biológicos o por adopción.

Refirió que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos reconoce como un derecho humano a favor de las mujeres trabajadores tanto del sector privado como en el público, gozar de una licencia de maternidad o de descanso. Eso sucede, expuso, antes de la fecha aproximada del parto y después del mismo.

Gutiérrez Mazón expuso que como se puede apreciar, la Ley del Servicio Civil, acorde al mandato Constitucional, replica el mismo plazo de descanso forzoso a las mujeres embarazadas al servicio del Estado.

Sin embargo, resaltó, a nivel internacional las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), han sido en el sentido de que la licencia por maternidad tenga una vigencia no menor a 14 semanas.

El Convenio sobre la Protección de la Maternidad 2000, en su artículo 4 establece que toda mujer a la que se aplique el convenio tendrá derecho a una licencia de maternidad de una duración de al menos 14 semanas.

Es necesario presentar un certificado médico o cualquier otro documento apropiado, según lo determinen la legislación y la práctica nacionales, en el que se indique la fecha presunta del parto.

Gutiérrez Mazón señaló que México no firmó dicho convenio, pero eso no es obstáculo para que las sonorenses trabajadoras al servicio del Estado que estén embarazas gocen de una licencia de maternidad o descanso forzoso con una vigencia mayor a la que actualmente establece la Ley del Servicio Civil.