En medio de la efervescencia electoral, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados lamentó que el PAN defienda la impunidad de su candidato presidencial, Ricardo Anaya, y pretenda, con cortinas de humo, desviar la atención de las pruebas sobre los presuntos delitos de lavado de dinero que lo involucran.

Luego de que el coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, pidió la palabra al arrancar la sesión ordinaria para advertir que los legisladores de la coalición de Anaya presentarán una demanda de juicio político contra el encargado de la PGR, Alberto Elías Beltrán, la bancada priista subrayó que la acción de la procuraduría es apegada a derecho.

Desde su curul, Armando Luna Canales dijo que Ricardo Anaya debe acudir a la Procuraduría General de la República (PGR) a declarar ante la representación social, “oportunidad que no ha aprovechado para esclarecer los hechos por los cuales se le señala” y que use la oportunidad de hablar, como le ofreció la institución.

Los priistas respondieron a una serie de acusaciones que los diputados del blanquiazul lanzaron en contra del abanderado del Revolucionario Institucional, José Antonio Meade, sobre asuntos ya aclarados, en donde lo quieren involucrar, sin fundamento, en supuestos e inexistentes desvíos de recursos.

Luna Canales aseveró que, en cambio, Anaya Cortés tiene una investigación en curso y la autoridad lleva a cabo su labor para esclarecer los hechos.

Pidió a los panistas que “no tengan tanto miedo y díganle a Ricardo Anaya que vaya, que declare, que aclare con documentos, con testimonios y lo que marca la ley, sencillamente para que nos digan si realizó la conducta presumiblemente constitutiva de delito que está en el expediente”.

En su oportunidad, el legislador del estado de Hidalgo, Pedro Luis Noble Monterrubio, afirmó que la PGR ha realizado correctamente su labor al dar seguimiento a las indagatorias, sin violar la secrecía de las mismas.

Además, de acuerdo con lo que establece la ley, ha invitado a Ricardo Anaya, hasta en tres ocasiones, para que rinda su declaración ministerial, lo que en modo alguno significa imputación, responsabilidad o menos aún sentencia, por los presuntos manejos irregulares de recursos o de algún otro de los delitos por los que se le investiga.

El candidato presidencial y los dirigentes de los partidos de la coalición Por México al Frente, aseveró Pedro Luis Noble, “buscan distractores, nada más, como cortina de humo para tapar las contundentes evidencias en contra de Ricardo Anaya”.