Para crecer, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) deben digitalizarse y volverse más competitivas con optimización de costos y generación de ventas, lo que se puede lograr mediante el uso de tecnología, destacó Billpocket.

El lector de tarjetas de crédito y débito, expuso que apostar por incluir innovaciones tecnológicas como aplicaciones, plataformas o electrónicos en el negocio, ayuda a que los procesos de las Pymes mejoren, sean sencillos y aumente la productividad de cada empleado y del negocio mismo.

En un comunicado, detalló que cuando se inicia un negocio, por lo regular sólo se acepta efectivo con el fin de evitar los engorrosos trámites para obtener una terminal tradicional.

No obstante,  hoy en día se cuenta con herramientas y plataformas con las que aceptar cualquier tipo de pago, ya sea tarjeta de crédito, débito o incluso vales desde un teléfono móvil.

“Aceptar pagos con tarjeta en un negocio es incrementar su mercado atendido. Cada vez hay más personas que prefieren utilizar tarjeta a traer efectivo. Todos esos consumidores quedan fuera del alcance de los negocios que no aceptan tarjeta", señaló el CEO de Billpocket, Alejandro Guízar.

Abundó que "como empresario, ¿qué prefieres? ¿Tener acceso al 70 o al 100 por ciento del consumo familiar? Esa es la diferencia entre aceptar sólo efectivo y aceptar tarjetas”.

Otra de las herramientas tecnológicas, indicó, son las redes sociales, que tienen el objetivo de mantener una relación y comunicación cercana a los clientes. Saber qué piensan del negocio, cómo se les puede ayudar y cómo mejorar, lo cual incrementará las oportunidades de crecer.

Además de que crear una relación de lealtad con ellos, al brindarle métodos y canales de comunicación personalizados, situación que los diferenciará de una empresa grande que sufre día con día de llamadas, correos y solicitudes de atención que pueden llegar a no ser atendidas.

Asimismo, precisó que Internet es una herramienta que ha empujado de manera exponencial al comercio. El comercio electrónico creció de 257 mil millones de pesos en 2016 a 329 mil millones de pesos en 2017, de acuerdo con datos de la Asociación de Internet.

Agregó que como micro y pequeña empresa es necesario darse a conocer y llegar al mayor número de clientes posibles, por lo cual los descuentos y promociones ayudan a lograr este objetivo.