El negociador de la Unión Europea (UE) para el Brexit, Michel Barnier, rechazo hoy aquí conceder a Reino Unido un período de transición indefinido luego de la fecha del 29 de marzo de 2019, cuando se hará efectiva su salida de la mancomunidad.

“Nosotros hemos propuesto, lógicamente, que se termine el 31 de diciembre de 2020. A Reino Unido le gustaría mantener una duración abierta, algo que por supuesto no es posible”, afirmó en rueda de prensa.

La fecha límite elegida por la UE coincide con el fin del actual marco financiero plurianual de la mancomunidad.

El representante de los 27 países que permanecen en el bloque sostiene que el período, solicitado por el gobierno británico para adaptarse a su nueva realidad, debe ser “corto y limitado en el tiempo”.

Un eventual acuerdo a ese respecto deberá ser incluido en el texto final del documento que definirá las condiciones del divorcio, así como la futura relación entre ambos socios.

La Comisión Europea (CE) publicará el miércoles su propuesta para el “Acuerdo de Retirada”, que incluye particularmente las directrices sobre el futuro de los ciudadanos afectados por el Brexit, la gestión de la frontera irlandesa y el compromiso financiero de Londres con la UE.