Los incidentes antisemitas aumentaron 57 por ciento en Estados Unidos durante 2017, el mayor incremento anual registrado desde que se contabilizan los ataques contra la comunidad judía en este país, de acuerdo con la Liga Anti-Difamación (ADL).

En un informe difundido este martes, el organismo civil con más de un siglo de antigüedad destacó que el número de agresiones contra la comunidad judía en Estados Unidos es el mayor desde que comenzaron a rastrear este tipo de incidentes de odio en la década de 1970.

El fuerte aumento se debió en parte a un repunte significativo en los incidentes en las escuelas y en los campus universitarios, que casi se duplicaron por segundo año consecutivo.

En total fueron reportadas mil 986 agresiones antisemitas en 2017 en Estados Unidos, incluidos asaltos físicos, vandalismo y ataques contra instituciones judías, más en comparación con los mil 267 incidentes registrados en 2016.

Cada zona del país se vio afectada, con un incidente reportado en los 50 estados por primera vez en al menos una década, de acuerdo con ADL.

“Una mezcla de eventos en 2017 llevó a un aumento en ataques a nuestra comunidad, desde amenazas de bomba, profanaciones de cementerios, supremacistas blancos marchando en Charlottesville y niños hostigando compañeros en la escuela”, dijo Jonathan Greenblatt, director de ADL.

De acuerdo con Greenblatt, “estos incidentes llegaron en un momento en que vimos un clima de menor civilidad, el fortalecimiento de los grupos de odio y la ampliación de las divisiones en la sociedad”.

Debido a las preocupaciones sobre el aumento del antisemitismo, ADL informó que intensificó la frecuencia de sus informes y emitió reportes adicionales para compartir datos de forma más regular a lo largo del año.

El documento anual asentó que en 2017 se registraron mil 15 incidentes de hostigamiento, que incluyen 163 amenazas de bomba contra instituciones judías, un 41 por ciento más que en 2016; así como 952 incidentes de vandalismo, un 86 por ciento más que en 2016.

Pese al clima de mayor hostilidad, el número de agresiones físicas disminuyó para sumar 19 instancias en 2016, o 47 por ciento menos que en 2016, de acuerdo con ADL.

El mayor aumento en 2017 fue en la categoría de vandalismo, lo que indica que los perpetradores se sienten lo suficientemente envalentonados como para violar la ley, de acuerdo con ADL. Asimismo, en la gran mayoría de los casos de vandalismo, los perpetradores permanecen sin identificar.

Los tres peores meses fueron en el primer trimestre del año con 208, 273 y 273 incidentes en enero, febrero y marzo, en forma respectiva. Estos meses incluyen las 163 amenazas de bomba contra instituciones judías.

Los incidentes tuvieron lugar en todos los estados del país, pero de acuerdo con los informes anteriores, las entidades con mayor cantidad de incidentes tienden a ser los que tienen la mayor población judía.

Estos incluyen Nueva York (380 incidentes); California (268); y Nueva Jersey (208).