El candidato que gane la elección del 1 de julio dará continuidad a las reformas estructurales y al buen manejo de las finanzas públicas, porque han sido en beneficio de México, sostuvo el director general del Grupo Financiero Interacciones, Carlos Rojo Macedo.

En entrevista con Notimex, previo a la 81 Convención Bancaria, expresó que el candidato ganador de la contienda electoral, independientemente de su afiliación política o partidista, dará continuidad al proyecto de Nación vigente y prometedor a futuro.

“Estoy seguro que va a llegar alguien que dará continuidad a todas las cosas que se han hecho, que le dará continuidad a este proceso donde el manejo de las finanzas públicas se ha hecho inteligente”, subrayó.

Confió asimismo en que “va a llegar alguien que va a permitir que se dé continuidad al tema de las reformas, de los esfuerzos que se están haciendo para que haya una mayor inversión en infraestructura, estamos confiados en que quién llegue va a tener muy claro que esto es en beneficio de nuestro país”.

En ese sentido, Rojo Macedo puntualizó que en los siguientes años, las necesidades de infraestructura en México serán mayúsculas, pues se están empezando a ver los relevantes cambios que se llevaron a cabo en la primera parte del actual sexenio.

“Las reformas estructurales que se plantearon al principio de la reciente administración de verdad vienen a cambiar la cara al país, no nada más durante esta administración sino también en los próximos 10, 12 o 18 años”, expresó.

Por ejemplo, dijo, en materia de la reforma energética se observa el mayor número de inversiones comprometidas en la historia del país, poco más de 200 mil millones de dólares, lo que además tendrá un efecto multiplicador.

“Lo que inviertan estas empresas tiene un efecto en gasto y en el desarrollo de infraestructura alrededor de lo que ya están planteando estas mismas, hay una gran oportunidad de que estas reformas sigan creciendo”, reconoció el director general del Grupo Financiero Interacciones.

También expuso que la reforma financiera, aún con la parte pendiente que queda por implementar, ha sido un éxito en la meta de acercar más los servicios de la banca múltiple a todos los estratos sociales de la población.

“La reforma financiera hoy nos hace que haya una mayor derrama crediticia, que como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) pasó de representar hace cinco años el 25 al 35 por ciento, 10 puntos que para algunos que no están familiarizados con esto, podría sonarles poco, pero en realidad es muchísimo”, anotó.

El también vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) admitió que no se cumplirá la meta de penetración bancaria como porcentaje del PIB propuesta al cierre del actual gobierno federal.

Sin embargo, resaltó que el crecimiento conseguido del crédito entre la población mexicana de todos los deciles de ingresos ha sido adecuado, prudente e inteligente, pues el sector se mantienen con una cartera vencida o de morosidad relativamente baja.

Por otra parte, el directivo expuso que aprovecharán el tamaño que tiene Banorte –entidad con la que se fusionó Interacciones- para entrar “con todo” al desarrollo de los grandes proyectos de infraestructura de carácter nacional.

“Sin duda hay una oportunidad muy grande, nosotros por tamaño de balance y por costo de fondeo habíamos optado por no participar de lleno en los proyectos de infraestructura del gobierno federal, hoy con un balance más grande y un costo de fondeo mayor, estamos convencidos de que van a ver a Interacciones muy activo en los proyectos del gobierno federal”, resaltó.

Y es que, con la fusión de ambos grupos financieros se conjugará la expertis de 30 años de Interacciones en el apalancamiento y desarrollo de infraestructura y de financiamiento a gobiernos, y se aprovechará la capacidad de Banorte en la materia, así como la huella geográfica que tiene en territorio nacional y su costo de fondeo.

“Estoy convencido que nos vamos a convertir en ese aliado estratégico y en el jugador más importante de infraestructura de todo el país, donde la oportunidad de seguir creciendo es enorme”, subrayó director general del Grupo Financiero Interacciones.

Indicó que si bien ambas entidades financieras son dos marcas reconocidas en el país y en el extranjero, más allá del que sea el nombre a resultar de la fusión, lo cierto es que harán valer el dicho “el que es perico donde quiera es verde”, subrayó.

Finalmente, Rojo Macedo externó que 2018 será un buen año para México, a pesar de ciertos factores de incertidumbre que le restan claridad a las positivas expectativas económicas como es la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el efecto de la reforma fiscal en Estados Unidos (EU) y del resultado final del proceso electoral en el país.