El primer museo dedicado a la destacada artista surrealista Leonora Carrington abrirá sus puertas en el Centro de las Artes de San Luis Potosí, el próximo 22 de marzo, con lo que el hijo de la artista cumplirá con la promesa que le hizo en vida.

El secretario de Cultura de la entidad, Armando Herrera Silva, indicó que se trata de un inmueble del siglo XIX de dos mil 500 metros cuadrados, que fue una antigua penitenciaría, el cual cuenta con cuatro edificios con 20 celdas cada uno, un patio central y cuatro áreas abiertas con esculturas monumentales.

Aunado a las salas de exposición, el museo tendrá talleres, biblioteca, sala audiovisual, tienda y cafetería.

Detalló que tendrán muchos formatos de la obra desde chicos hasta monumentales, como lo es la obra central de museo que mide siete metros de largo.

El espacio dedicado a la artista ocupará más de dos mil 300 metros y se usó una parte que estaba abandonada y que solo se conservaba como un set cinematográfico porque justo ahí se grabaron varias películas de cuando era una prisión.

La inversión total en términos de impacto financiero es de 287 millones de pesos de los cuales más o menos desglosándola son 42 millones de pesos de la infraestructura que se arregló, y lo demás es el valor del edificio y la obra, explicó.

Dijo que las pláticas para este proyecto se dieron hace poco más de un año y será de suma importancia ya que el espacio escultórico surrealista complementará el que ya hay en Xilitla, con lo que se fortalece a San Luis Potosí como la capital del surrealismo.

Tanto el día de su inauguración, a partir de las 18:00 horas, como el 23 de marzo, se efectuarán conferencias magistrales y conciertos para celebrar la apertura de este lugar, indicó en conferencia de prensa.

Por su parte, el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López expuso que es una obra que se despliega maravillosamente en dos espacios vitales, uno en el Ceart, que era el área de procesados.

“Y en otro esfuerzo similar en lo que viene a ser nuestra cuna del surrealismo, en San Luis Potosí, o nuestro espacio más surrealista emblemático, hoy hasta uno de los más emblemáticos del país, que es Xilitla… ese lo vamos a abrir en verano, por ahí de agosto”, indicó.

Pablo Weisz Carrington, hijo de la artista, advirtió que quien no vaya a San Luis se va a perder de un museo extraordinario que fue posible por la gente que está involucrada y que fue una especie de magia lo que se juntó para hacerlo realidad.

“A mi madre cuando estaba viva le prometí que le iba a hacer un museo, y ella dijo: ¿un museo Leonora Carrington esquina con Remedios Varo y Octavio Paz? Y yo dije sí, si nos cambian el nombre de las calles. Pero San Luis es el lugar donde había enorme interés y entusiasmo”, compartió.

Reiteró el gran valor de cumplir con una promesa, pese a todas las vicisitudes y que se eligió San Luis porque el gobernador ayudó de manera tangible, no solo palabras, además de que el sitio es extraordinario.

“Son más de 60 piezas de varios tamaños pero el núcleo principal son 40 piezas, tengo que decir que yo las doné, el pueblo de México no gastó ni un centavo de lo que yo dí”, aseguró Pablo Weisz.

El también artista reiteró que Xilitla es un lugar extraordinario por Edward James (artista británico que creó un jardín tropical con esculturas surrealistas), pero Leonora Carrington como siempre va a reflejar su extraordinaria magia.

Contó que cuando tenía alrededor de siete años acudió a Xilitla junto con su madre a ver el jardín y aunque él quería ir ella tenía tenía ganas de regresarse porque le daba miedo la selva, lo cual consideró como raro porque toda su obra onírica es relativa a la selva.

“Yo iba sentado en un costal de zanahorias y mi hermano iba sentado en un costal de papas, solo iban muy cómodos los de enfrente, mi mamá y Plutarco (Gastélum) iban viajando juntos en la parte delantera de la camioneta, pero cuando uno tiene cierta edad uno aguanta de todo, era otra la ruta, la mitad estaba pavimentada”, recordó.

El subsecretario de Desarrollo Cultural de la Secretaría de Cultura, Saúl Juárez Vega, destacó la infraestructura relevante del museo y celebró que el anuncio se hiciera en el Palacio de Bellas Artes, ya que el INBA colaborará en la documentación en los temas relativos a las exposiciones itinerantes y lo académico.

“Yo personalmente pienso que se le debía un museo a Leonora Carrington, tiene tal fuerza su obra y es parte definitiva en la historia de la plástica, nacional e internacional, que celebramos todos el hecho de que ya se cuente ahora con un museo con estas características”, dijo.

Mientras que la directora general del Centro de las Artes de San Luis Potosí, Laura Elena González Sánchez, señaló que la labor que realiza es la de expandir el trabajo de la artista para que sea conocido el trabajo que aún falta por descubrir.

Además, indicó que habrá algunos programas estratégicos para que jóvenes y artistas contemporáneos estén en la cercanía de la obra y presencia de Carrington, habrá un seminario así como un programa de residencias artísticas y curatoriales para dar paso a la nueva generación de jóvenes que lo soliciten.