La Conagua reportó que en febrero cerrará en Tabasco como el tercero o cuarto en la historia con menor cantidad de lluvias, por lo cual se vigilan los niveles de las presas y de los ríos que atraviesan la entidad.

El jefe del Centro de Previsión Meteorológica del organismo en la entidad, Gerardo Alarcón Ferreira, expuso que los ríos están muy por debajo de sus niveles máximos ordinarios, aunque todavía por encima de sus mínimos históricos.

En entrevista, refirió que a partir del pasado 13 de febrero dejó de llover en la entidad y las temperaturas han comenzado a incrementarse con máximos de 36 grados centígrados a la sombra.

Apuntó que arrancará el próximo 1 de marzo la temporada de estiaje, con expectativas de láminas de precipitación bajas, de unos 70 milímetros para marzo, abril y mayo, por lo cual estarán atentos en la evolución de los niveles de cuerpos de agua.

A través de la presa Peñitas, se extraen 375 metros cúbicos por segundo hacia la planicie tabasqueña.

En contrario a la temporada invernal, refirió que los ciudadanos deberán estar bien hidratados, sin exposición prolongada al sol, en especial de grupos vulnerables.

Para las siguientes 24 horas y hasta el jueves 1 de marzo, el pronóstico de precipitaciones es de lluvias escasas de 0.1 a 5 milímetros, con temperaturas máximas de 36 grados centígrados y mínimas de 20 grados.