La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad acreditó la responsabilidad penal de un hombre por el delito de tentativa de feminicidio, informó el titular de la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Xochimilco, Fernando Morones González.

En conferencia, el funcionario explicó que los hechos ocurrieron el 21 de febrero pasado en la colonia San Mateo Xalpa, delegación Xochimilco, luego de que la víctima manifestó haber sostenido una relación de tres años con el imputado durante la cual hubo violencia.

La ofendida relató que mientras caminaba por la calle, una persona la sujetó por el cuello y logró ver que se trataba de su expareja, quien al parecer se encontraba bajo el influjo se inhalantes.

La mujer logró zafarse, pero al estar frente al implicado, el sujeto comenzó a hablarle con palabras altisonantes y amenazando con matarla, por lo que la afectada trató de huir; sin embargo, la sujetó de su ropa e intentó golpearla.

Una persona trató de defender a la víctima, pero el acusado sacó de entre sus ropas un cuchillo con el cual lesionó en el cuello a la mujer y después intentó herirla en la cara sin lograrlo, ya que policías preventivos acudieron al lugar y lo detuvieron.

Una vez puesto el imputado a disposición del agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial en Xochimilco Dos, indicó Morones González, se inició la carpeta de investigación correspondiente activándose el protocolo de feminicidio.

El fiscal añadió que los trabajos de campo y gabinete de agentes investigadores arrojaron que el individuo cuenta con antecedentes penales por robo calificado en 2008 robo a casa habitación en 2012, portación de arma prohibida en 2013, robo a transeúnte con violencia y violencia familiar en 2016.

Luego de reunir los datos de prueba suficientes, continuó, el representante social solicitó audiencia a un juez de control, quien calificó como legal la detención y le impuso como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa, por lo que fue trasladado al Reclusorio Preventivo Varonil Sur.

Si el imputado resulta penalmente responsable, podría alcanzar una sentencia de hasta 45 años de prisión.