El presidente de la Comisión de Seguridad Pública en la Asamblea Legislativa, Gonzalo Espina Miranda, condenó la balacera del pasado sábado en Ciudad Universitaria, en la que murieron dos personas presuntamente dedicadas a la venta de droga dentro de ese complejo estudiantil.

El legislador panista solicitó a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) un diagnóstico preciso acerca de los puntos rojos en materia de narcomenudeo para su análisis en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en coordinación con autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública local.

“La crisis delictiva que vive Ciudad Universitaria se debe a la escasa información”, subrayó el presidente de la Comisión de Seguridad Pública en la Asamblea Legislativa, quien se solidarizó con la comunidad estudiantil e insistió en una coordinación desde los tres niveles de gobierno para enfrentar dicha crisis.

Sostuvo que su posición es coincidente con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pues la autonomía universitaria no es pretexto para permitir impunemente la venta ilegal de drogas entre nuestros jóvenes.

Al tener constancia de grupos delincuenciales en las instalaciones de la UNAM, “es lógico que existe un problema, y las autoridades de la policía local están listas y en la mejor disposición para colaborar”.

Añadió que la Rectoría debe considerar el apoyo local y federal con el propósito de combatir el narcomenudeo en Ciudad Universitaria.