El Servicio de Aduanas e Inmigración de Estados Unidos (ICE) persigue a indocumentados que han compartido sus historias con medios de comunicación, denunciaron aquí organizaciones de defensa de los inmigrantes.

Los propios agentes del ICE, como se conoce a esa dependencia por sus siglas en inglés, reconocieron que han perseguido a la activista Maru Mora-Villalpando cuando encontraron su nombre e historia en un periódico local, etiquetándola como una activista "anti-ICE".

La oficina del ICE en Seattle, Washington, difundió documentos -en el sitio web de una publicación local- en los que declaran que Maru Mora-Villalpando, organizadora de los derechos de los inmigrantes, llamó su atención después de que ella "declaró que no está documentada".

El documento, un Formulario I-213, también señaló que Mora-Villalpando "tiene una amplia participación en las protestas contra el ICE y los programas de defensa de los derechos de los latinos" y que se ha convertido en una conocida "figura pública".

Mora-Villalpando y sus seguidores han solicitado información al ICE a través de la Ley de Libertad de Información (FOIA) para averiguar qué tan extendida está la práctica y si el ICE está buscando otros portavoces de los derechos de los inmigrantes.

"Estos documentos muestran que las acciones del ICE son un ataque directo a nuestra organización y libertad de expresión. Exigimos saber en qué medida se extiende esta práctica y a quién más se dirigen para la deportación", declaró Mora-Villalpando.

Además de solicitar información en su caso a la FOIA, presentada por la firma de abogados Sunbird Law LLC en representación de Mora-Villalpando y Mijente (sic), solicita documentos que puedan mostrar otras instancias en las que el ICE está llevando a cabo procedimientos de deportación.

Estos contra individuos que hicieron declaraciones públicas a la prensa sobre su estado de inmigración, otros que están involucrados en el "activismo anti-ICE", "protestas" o "derechos de los inmigrantes" y "programas de defensa de los latinos" y "organización", se indicó.

"Este es un ataque a la disidencia y a la libertad de expresión y una característica peligrosa de la administración Trump. Un gobierno federal que pueda silenciar nuestro derecho al discurso político y humanitario sin consecuencias es extremadamente peligroso para todos nosotros", declaró Tania Unzueta, directora de políticas de Mijente.

"Si permitimos que las acciones del ICE y la administración de Trump silencien a los organizadores de los derechos de los inmigrantes, los derechos constitucionales de reunirse, organizarse y defenderse están en juego para todos nosotros", advirtió.

Los documentos previamente obtenidos del ICE fueron solicitados por la oficina del senador Washington Cantwell. Pero el ICE no ha respondido a ninguna de las solicitudes de información anteriores sobre el caso Mora-Villalpando.

Mora-Villalpando ha vivido en Estados Unidos por más de 25 años. Es miembro fundador de la Resistencia del Centro de Detención del Noroeste, un grupo que lucha por los derechos de los detenidos y contra las deportaciones y es miembro de la organización nacional Mijente.

Mijente es un centro digital y de base para la construcción y organización del movimiento de Latinx y Chicanx que busca aumentar el perfil de las cuestiones de política que importan a comunidades y aumentar la participación de latinx y chicanx en los movimientos más amplios por cuestiones raciales, económicas, climáticas y de género.