Especialistas de Estados Unidos y México se reunirán esta semana para compartir información y mejorar la cooperación binacional en cuestión de aguas fronterizas compartidas y las soluciones conjuntas para el suministro del líquido municipal en las comunidades a lo largo de la frontera.

La cumbre, denominada “Dos Naciones Un Agua”, está programada para el próximo jueves y viernes en El Paso, Texas, y ha sido organizada por la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), el Banco de Desarrollo de América del Norte (NAD-Bank) y la Oficina de Reclamación de Estados Unidos, la agencia federal que supervisa la gestión de los recursos hídricos.

El evento reunirá a gerentes de servicios públicos de agua potable, planificadores, ingenieros, funcionarios gubernamentales, investigadores universitarios y otros del sector privado cuyo negocio es el agua.

Entre los principales temas a analizar se incluye el de la tecnología de desalinización del agua y los acuerdos entre ambos países sobre el intercambio de agua de los ríos Colorado y Bravo, así como también tecnologías de purificación y reuso de agua.

En la agenda de la reunión se contempla realizar una visita al Centro Nacional de Investigación en Desalinización de Agua Subterránea ubicado en Alamogordo, Nuevo México, y un recorrido por la planta desalinadora de agua interior más grande del mundo operada por el Servicio de Agua Potable de El Paso, Texas.